sábado, 25 de enero de 2020

Guiso de calamares y patatas


Esta receta hace ya tiempo que la tengo en borradores a la espera de ser editada, y el otro día visitando el blog de una compañera he visto que ella publicó una parecida, y me acordé que la tenía ahí pendiente desde hace mucho, y entre eso y que ahora estamos en temporada invernal, me pareció el momento ideal para que viera la luz y compartirla con todos vosotros, porque estos guisos de cuchara cuando más apetecen es cuando hace frío.
Como soy del interior de Galicia, en mi casa este guiso siendo pequeña no se preparaba, sin embargo forma parte de mis recuerdos de infancia porque en el comedor escolar nos daban guiso de calamares con patatas una vez por semana, y me gustaba tanto que ese día para mí era fiesta.
Después cuando fui creciendo he ido buscando recetas, y aunque no era tan fácil como ahora porque entonces aun no existía internet, entre lo que fui encontrando hice experimentos, y poco a poco logré dar con una receta que es la que más me recuerda a la que comía en el colegio, y desde entonces es la  que sigo preparando en casa, no una vez por semana como cuando era niña y comía en el comedor escolar, pero sí con bastante frecuencia.
Os dejo ya con la lista de ingredientes, son los siguientes:
-850gr. de calamares
-1kg. de patatas
-1 pimiento verde italiano
-1 cebolla grande
-4 dientes de ajo
-2 cucharadas de pulpa de pimiento choricero
-1 tomate rallado
-1 cucharadita de pimentón dulce de calidad
-120ml de vino blanco
-agua
-aceite de oliva virgen extra
-sal
Preparación:
En primer lugar limpiamos los calamares, retiramos las vísceras,  separamos el cuerpo de los tentáculos, cortamos el primero en trozos y los tentáculos los cortamos por la mitad. Reservamos
Pelamos las patatas, las cortamos en trozos medianos con un cuchillo y casi al llegar al final rompemos (las chascamos) para que de esa manera las patatas cuando las añadamos al guiso suelten más fécula y nos quede una salsita más espesa.. Reservamos
Picamos finamente la cebolla y los  dientes de ajo,  y el pimiento en trozos pequeños.
A continuación cubrimos el fondo el una olla con aceite de oliva virgen extra y la ponemos al fuego, cuando el aceite esté caliente echamos el pimiento verde troceado, rehogamos unos minutos y luego añadimos la cebolla y los ajos picados, rehogamos unos minutos más todo junto hasta que la cebolla coja un color transparente. En ese momento apartamos la olla del fuego y añadimos una cucharadita de pimentón dulce. Removemos bien fuera del fuego para que no se nos queme el pimentón, y cuando esté todo bien mezclado volvemos a colocar la olla en el fuego, añadimos un tomate rallado, y dos cucharadas de pulpa de pimiento choricero. Mezclamos todo bien  y  seguimos cocinando durante unos minutos, a continuación añadimos los calamares, mezclamos y cuando se consuma el líquido que sueltan, subimos el fuego al máximo y añadimos el vino blanco, después de unos minutos cuando se consuma el alcohol, añadimos las patatas, cubrimos de agua, salamos  y dejamos cocer durante unos 45 minutos aproximadamente.
Después de ese tiempo, miramos si los calamares están bien hechos y en caso afirmativo retiramos la olla del fuego, la mantenemos tapada y en reposo durante unos 30 minutos aproximadamente para que se asienten los sabores, y listo ya para servir a los comensales.
Como veis es un guiso muy fácil de preparar, lleno de sabor,  que sienta de maravilla, y muy sano y nutritivo.
Un beso. Feliz domingo

domingo, 12 de enero de 2020

Nidos de bacon y huevo de codorniz


Aunque las fiestas navideñas ya quedaron atrás, hoy os traigo una receta que preparé como aperitivo el día de reyes, se trata de unos nidos de bacon y huevos de codorniz.
Esta misma receta la encontraréis en la red con el nombre de tartaletas, pero a mí me gusta más llamarle nidos. Algunas de esas recetas le añaden también queso rallado, pero para mí gusto no es necesario,  sería añadirle más calorías, y  no conviene en estas fechas en las que toca purgar los excesos de las pasadas fiestas.
La verdad es que se trata de un aperitivo muy rico, muy vistoso, además de fácil y rápido de preparar, ideal para cuando tengáis invitados en casa o incluso para un día que no tengáis muchas ganas de cocinar.
A mí estos nidos de bacon con huevo de codorniz me han  resuelto más de una cena, pues con un par de ellos por persona y luego una pieza de fruta es suficiente. 
Para preparar este plato necesitáis los siguientes
Ingredientes:
-6 huevos de codorniz
-12 lonchas finas de bacon ahumado
-Pimienta negra
-Queso rallado (opcional)
Preparación:
Para preparar estos nidos se necesitan 6  flaneras o bien 6 moldes pequeños de tartaletas, y con dos lonchas de bacon se cubre la base y los laterales como si se estuviera haciendo un nido. Después cascamos un huevo de codorniz encima. La cáscara de los huevos de codorniz es difícil de romper, para ello yo me ayudo de un cuchillo de sierra, les hago un corte no muy profundo para no romper la yema y luego con las manos termino de sacar la cáscara.
A continuación espolvoreamos pimienta negra recién molida por encima y llevamos al horno precalentado a 180º, en la parte central, con calor arriba y abajo, durante aproximadamente 12 minutos.
Después simplemente servir y disfrutar.
Si nunca habéis preparado esta receta os animo a que lo hagáis, os aseguro que os sorprenderá por su sencillez, su textura, su vistosidad y lo más importante, por su sabor.
Abajo os dejo el enlace a otra receta con huevos de codorniz y un escabeche de codorniz que podéis encontrar en el blog.


Pues con esto me despido por hoy. Nos vemos dentro de unos días, mientras os deseo que seáis muy felices.
Un saludo

martes, 7 de enero de 2020

Recordando la Navidad de 2019


Hoy vuelvo con un post distinto a los habituales, pues no os traigo una receta, sino unas fotos de algunos dulces que preparé las pasadas fiestas.
Los que me conocéis ya sabéis que para mí el blog, además de una ventana abierta al mundo a través de la que comparto y recibo información, la cual me enriquece como persona, sobre todo en lo relativo al ámbito gastronómico y culinario, es también un cuaderno de bitácoras, un lugar en el que tener guardadas mis recetas, y mirando las fotos que hice durante las pasadas fiestas, me pareció también buena idea tenerlas almacenadas aquí, para el recuerdo, y de paso os dejo el enlace a la receta que ya había  publicado en su día.
Para empezar en la foto de arriba os muestro una  imagen del Árbol de Navidad y el Nacimiento que decoró nuestro salón estas pasadas fiestas
Abajo,  un detalle del Nacimiento, que al tener poco espacio y haber tantas figuras, son de pequeño tamaño y desde lejos no se aprecian.

 
En la siguiente foto podéis ver unos Árboles de Navidad de Galletas que hice para regalar. La receta la podéis ver pinchando aquí.
También hice una casita de galletas decorada con chuches que quedó preciosa, pero utilicé otra receta, la cual en su día subiré al blog junto con las fotos, por eso no las pongo ahora.


Asimismo hice dos Troncos de Navidad rellenos de nata (fotos de abajo) con cobertura de chocolate. La receta la podéis ver pinchando aquí.




Además de estos dos troncos que me encargó una amiga, hice para nosotros uno relleno de crema de castañas decorad con lascas de chocolate simulando el tronco de un árbol, y cuya receta subiré también más adelante y será entonces cuando publique las fotos.
Y para poner el broche de oro final a las fiestas, no podía faltar en casa el Roscón de Reyes. En la primera foto de abajo dos sin relleno, y en la última uno relleno de nata. 
En el blog tengo dos recetas de roscones, la que utilicé para hacer estos que aparecen en las fotos, es la que llevo preparando desde hace años y nunca me falla, la podéis ver pinchando aquí




Lógicamente no preparé solo recetas dulces,  también  platos salados, pero a esos no le saqué fotos, solo a unos aperitivos que aun no tengo publicados en el blog, y cuyas fotos verán la luz cuando publique la receta correspondiente.
Pese a que el blog lo he tenido un poco desatendido últimamente, lo que es la cocina ha trabajado a pleno rendimiento, y tengo un montón de recetas esperando a que les llegue su día, la mayoría confío en que les llegue su turno en este 2020, y espero que vosotros sigáis ahí como hasta ahora.
Nos vemos pronto, esta vez ya con una nueva receta. Mientras tanto, sed felices!!!
Un beso

domingo, 5 de enero de 2020

Naranjas confitadas (para el roscón de reyes)


Como este es el primer post del 2020, antes de entrar en materia me gustaría desearos a todos un Feliz Año, fundamentalmente que no os falte la salud que es lo más importante.
Respecto a la receta de hoy, aunque en principio no tenía pensado publicarla tan pronto, porque estas naranjas las preparé hoy mismo, y tengo recetas esperando desde hace un montón de tiempo para ser publicadas, algunas hasta tres años,  pero sucedió que terminé las naranjas confitadas que tenía para adornar el roscón de reyes que voy a hornear mañana, así que tuve que preparar más, y como es una receta que no tenía aun en el blog, pensé que mejor ocasión que hoy para ver la luz imposible, porque todos los cocinillas de este país están metidos de lleno en la “operación roscón” para poner el broche de oro final a las fiestas navideñas, y qué mejor que unas naranjas confitadas caseras para adornar nuestro roscón.
También os recomiendo que entorno a 1/3 parte del azúcar que le añadáis al roscón lo sustituyáis por azúcar invertido cuya receta podéis ver pinchando aquí, de esta manera el roscón os saldrá mucho más jugoso y esponjoso. Si no tenéis los ingredientes necesarios para prepararlo o bien vais justos de tiempo, lo podéis sustituir por miel, el resultado es el mismo y no se nota el sabor.
Abajo os dejo el enlace de las dos recetas de roscones que tengo publicadas en el blog, una sin masa madre (mi receta de toda la vida que me da unos resultados estupendos), y otra que incluye patata cocida entre sus ingredientes, una versión curiosa de este dulce tan tradicional que acompaña nuestros desayunos el día de Reyes mientras abrimos los regalos que dejaron SS MM de oriente.
Sin más dilación, vamos ya con la receta. Para preparar estas naranjas confitadas necesitáis los siguientes
Ingredientes:
-2 naranjas
-350gr. de azúcar
-500gr. de agua
-1 trozo de canela en rama o de una vaina de vainilla (opcional)
Preparación:
Ponemos el agua junto con el azúcar al fuego y dejamos que empiece a hervir. Mientras lavamos concienzudamente las naranjas bajo el grifo para eliminar cualquier resto de pesticida, pues vamos a utilizar toda la naranja, corteza incluida.
Una vez limpias las naranjas, las cortamos sobre una tabla de madera en rodajas limpias.
Cuando el almíbar empiece a hervir, si lo deseáis podéis añadir un trozo de vaina de vainilla o de canela en rama según vuestras preferencias, y seguidamente añadimos las rodajas de naranjas (enteras, no como se muestran en las fotos) y dejamos cocer a fuego lento durante aproximadamente unas 2 horas, removiendo de vez en cuando.
A continuación apagamos el fuego, y dejamos enfriar las naranjas en el almíbar. Después las retiramos del almíbar una a una, y las colocamos sobre una rejilla colocada a su vez en una fuente para que se sequen durante 24 horas, después cada rodaja la cortamos por la mitad, y las vamos colocando en un tupper pequeño, con papel de hornear intercalado para que no se peguen unas a otras como podéis ver en la foto de abajo, y ya las podemos congelar y estarán listas para cuando necesitemos hacer uso de ellas.


Sirven no solo para adornar el roscón de reyes, sino también otros postres, incluso en sí mismas, bañadas en chocolate, constituyen un dulce absolutamente delicioso.
Y ahora os dejo el enlace a las dos recetas de los roscones que tenéis publicados en el blog.


Bueno, pues por hoy solo me queda desearos que los reyes se porten bien. Hasta pronto
Un beso