martes, 21 de septiembre de 2021

Habas a la vinagreta


La receta de hoy hacía años que no la preparaba, pese a que me trae recuerdos de la infancia, porque desde muy pequeña recuerdo habérsela visto preparar a mi padre en verano, cuando había habas verdes en la huerta.

Hace unos días me acordé de esta receta, y la casualidad quiso que este pasado domingo mi prima Josefa, me trajese un bolsa con habas verdes, así que hoy mismo las preparé,  le hice las fotos, y aquí os  dejo la receta  por si alguno tiene todavía habas verdes y se anima a a ponerla en práctica

Me hace especial ilusión  compartir esta receta, porque me la enseñó mi padre, y él aprendió a preparla en la mili. Fue allí dónde probó por primera vez las habas a la vinagreta.

La receta por supuesto se la dedico a mi padre, y a dos buenos amigos que hizo allí en Ceuta, donde fue destinado, Gerardo y Jesús. Ambos eran de aquí, de la provincia de A Coruña, pero por aquellos tiempos no había móviles ni siquiera teléfonos  en la mayoría de los hogares, lo cual hizo que después de la mili se perdieran la pista.

El destino quiso que muchos años después, uno de ellos, Jesús concretamente, coincidiera en una feria con un vecino nuestro, el cual le dio nuestro número de teléfono…, y un buen día suena el teléfono de casa, descuelga mi padre y se encuentra con la sorpresa… Quedó un poco cortado, a pesar de que nuestro vecino ya le había advertido de que le iba a llamar. Hablaron un rato y acordaron volver a llamarse otro día…

Por entonces mi padre estaba un poco desanimado, llevaba  meses con anemia y se encontraba siempre muy cansado. De repente todo se precipitó un día que fui con él por urgencias y me dijeron que tenía leucemia, cinco días después falleció, por lo que después de la mili, Jesús y Gerardo, que eran vecinos y nunca perdieron el contacto entre ellos, no volvieron a ver a mi padre con vida. Los avisamos y nos acompañaron el día del entierro. A día de hoy sigo en contacto con ellos.

Es una historia agridulce, pero la vida tiene estas cosas. Lo dicho, la receta se la dedico a los tres: a Jesús, a Gerardo y a mi padre (Antonio)


Ingredientes:

-1kg. de habas verdes (peso sin la vaina)

-1 cebolla

-3 huevos

-120ml de aceite de oliva virgen extra de sabor intenso

-40ml. de vinagre de vino

-sal

 

Preparación:

Comenzamos por desvainar las habas, luego las echamos en una olla, añadimos una hoja de laurel y cubrimos de agua. Ponemos la olla al fuego y cuando empiecen a hervir añadimos sal al gusto, y continuamos con la cocción.

A parte cocemos los huevos en agua durante 10 minutos, luego retiramos el agua caliente, añadimos  agua fría, y cuando hayan enfriado, retiramos la cáscara, y los picamos. Reservamos.

Por otro lado echamos en un bote que tenga tapa, el aceite, el vinagre, una pizca de sal y la cebolla picada, tapamos y agitamos bien para que emulsione un poco el aceite.  Si no tenemos un bote con tapa, batimos enérgicamente con un tenedor durante un par de minutos y obtendremos el mismo resultado.  Reservamos  la vinagreta que hemos preparado.

Cuando las habas estén casi hechas, añadimos la vinagreta con cebolla a la olla, mezclamos bien, dejamos cocer unos cinco minutos más, luego apagamos el fuego, añadimos los huevos picados, removemos el conjunto y dejamos reposar un poco.

En casa la servimos tibia, es como más nos gusta.

Así sin más están  ricas, pero si echáis en falta algún componente cárnico, acompañar este plato con unas lascas de jamón ibérico le sentaría de maravilla y convertirían a este plato, en un plato único muy completo.

Espero que os guste. 

 

7 comentarios:

  1. Las habas como más me gusta son crudas de la vaina, pero en casa que siempre ha habido, se han preparado de muchas formas, nunca como las tuyas, por eso me ha gustado seguir tu receta.
    Un bonita historia la de tu padre, la cocina tiene esas cosas, nos trae recuerdos de momentos vividos que siguen en la memoria.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Una interesante receta, una forma diferente de preparar las habas. Una. como tu dices agridulce historia, pero muy bonita, y bonito el que sigas en contacto con los compañeros de tu padre. Gracias por tu visita, un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Maca , bueno es una historia como dices un poco agridulce ,pero la vida es a si ,el plato me parece estupendo a mi marido le encantan las habas verdes ,se lo preparare aunque me temo que ya sera para el próximo año
    besitos

    ResponderEliminar
  4. Maca, la historia que hay detrás de tu receta es muy conmovedora y el desenlace realmente triste, lamento que fuese así. Yo nunca he probado las habas cocinadas de esta forma, pero de buena gana lo haría

    Abrazos y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  5. Me parece fantástica, sobre todo por el sabor de lo tradicional, y como nos pueden traer ciertos ingredientes recuerdos, al igual que los sabores y olores, un beset Maca y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  6. Saludos.

    Buenos sabores heredados ...que mejor que la receta rescatada de los padres...
    Interesante tu blog

    🌷🌹❄🌷🌹❄

    ResponderEliminar
  7. Buena receta Maca, las habas frescas son un tesoro y las vinagretas me encantan, por tanto la receta es un tesoro y para ti mucho más por los maravillosos recuerdos que te trae.
    Besiños bonita ❤

    ResponderEliminar