domingo, 25 de agosto de 2019

Empanada de hojaldre con jamón y queso

Hola a tod@s ¿Qué tal lleváis el verano? Yo siento que este año me he quedado sin él pues aquí en Galicia hizo muy mal tiempo para la época en la que estamos, pero en fin, esperemos que ahora el final del verano sea más estable y caluroso.
Pues bien, por fin aquí estoy de nuevo después de más de dos meses de ausencia, la cual afortunadamente no se debió a ningún problema grave, lo que sucedió es que allá por junio estuve un buena temporadita sin teléfono y sin internet en casa, pues a pesar de  llamar a mi compañía de teléfonos repetidas veces, costó que por fin mandaran un técnico que solucionara el problema que había en el cableado. Estuvimos más de 15 días sin conexión, y lo “compensaron” con una indemnización de 84 euros, en fin, peor es nada...
A lo anterior hubo que sumarle que tuvimos los pintores en casa, y eso en una vivienda ocupada supone un trajín de mucho cuidado moviendo enseres de un lugar a otro, y a todas estas casi sin darme cuenta llegó agosto, y como es un mes en el que todo el mundo está de vacaciones, yo aunque no viajé me hice un poco la remolona, pero agosto ya toca a su fin, y ya me empieza a apetecer volver con la rutina del blog.
La receta elegida en esta ocasión es una empanada que gusta a casi todos, me estoy refiriendo a la empanada de hojaldre con jamón y queso.
Hace tiempo cuando publiqué la receta de la masa de hojaldre casera os había prometido que iría subiendo recetas con esta masa, de todos modos si no os atrevéis con el proceso de hojaldrado, podéis comprar la masa de hojaldre fresca o congelada, con lo cual la receta más fácil no puede ser, de manera que no tenéis excusa para no prepararla.
Os pongo los ingredientes y a continuación el proceso de elaboración.
Ingredientes:
-2 bases de masa de hojaldre (ver receta aquí)
-200gr. de jamón cocido (también sirve jamón de york)
-200gr. de lonchas de queso
-1 huevo
-semillas de sésamo (opcional)
Preparación:
Pues lo primero si tenéis el hojaldre congelado, es dejarlo un par de horas en un lugar fresco para que se descongele a temperatura ambiente, después se procede igual que si se trabajase con el hojaldre fresco.
Empezamos espolvoreando un poco de harina en la encimera y colocamos una de las bases de hojaldre, espolvoreamos otra poca harina por encima de la masa, y con un rodillo la estiramos dándole la forma del molde, el cual es mejor que sea rectangular, porque desperdiciáis menos masa, y os resultará más fácil de manejar que si es un molde redondo. (Si utilizáis una base de hojaldre comprada de las que vienen ya estiradas obviad este paso)
Después colocamos esa base en la bandeja del horno sobre papel de hornear, y a continuación ponemos las lonchas de jamón, y sobre éstas colocamos las lonchas de queso, procurando dejar un margen sin nada por los bordes,  el cual pintamos con el huevo batido con la ayuda de un pincel de cocina.
Seguidamente estiramos la otra base de hojaldre y la colocamos encima. Después con la ayuda de un tenedor presionamos los bordes para que queden sellados, y a continuación pintamos toda la superficie con huevo batido  y espolvoreamos unas semillas de sésamo.
En mi caso a la base de hojaldre que queda por arriba le pasé el rodillo de enrejado, porque soy una fanática de los cachivaches de cocina y este rodillo no podía faltar en mi alacena, pero si no tenéis ese rodillo utilizad un tenedor y pinchad con él el hojaldre para que luego en el horno salga el aire del interior de la empanada y no se infle.


Por último con la empanada preparada, solo queda meterla en el horno precalentado a 180º y en unos 15 mín. aproximadamente estará hecha, retiramos del horno, y cuando enfríe la cortamos en porciones, y lista para degustarla. Es un entrante delicioso que triunfa siempre.
Pues ya para finalizar solo me resta desearos una feliz semana. Hasta pronto