viernes, 29 de junio de 2018

Helados de fresa

De nuevo me he demorado más de lo esperado en subir contenido al blog, y en esta ocasión no ha sido precisamente por falta de tiempo, sino por falta de ánimos al principio, y últimamente por causas técnicas. 
Llevo más de quince días acompañando a mi madre en el hospital por problemas respiratorios. Todo comenzó con una gripe que me afectó a mí a principios de este mes de junio y que se le contagió a las personas que viven conmigo, mi madre y mi pareja. Nosotros aun estamos con medicación y aun arrastramos secuelas, pero lo peor fue mi madre, que al padecer Alzheimer en una fase ya bastante avanzada todo se complica. Por suerte ahora ella se encuentra mucho mejor, ya le retiraron la medicación por vena, el suero y la sonda de la orina- Come muy bien y se ve con muy buen aspecto, de hecho ahora mismo está a mi lado en la cama mirando atenta la televisión. 
En fin, que han sido unos días de angustia pero afortunadamente todo va volviendo a la normalidad. Cruzo los dedos para que todo siga bien y pronto podamos irnos para casa que ya lo estoy deseando.
Cuando hablaba de los problemas técnicos  en el primer párrafo me refería a que en el hospital no disponemos de conexión a internet, solo televisión y para eso de pago...  Vivimos en un país en el que tienen más comodidades y derechos los reclusos en los centros penitenciarios que los enfermos en el hospital, pero bueno, ese es otro debate.  
En cualquier caso no todo son quejas, tengo que decir que el personal es de lo más amable, tanto los auxiliares como el servicio de enfermería y los propios médicos, y eso es muy de agradecer, porque la estancia en el hospital nunca es agradable, pero si tratas con profesionales amables y comprensivos todo se hace más llevadero.
En fin, cambiando de tercio como se dice en el argot taurino, contaros que hoy mismo solucioné lo de la conexión a internet al contratar la adsl móvil, así que solucionado el problema de conexión hoy os propongo una receta muy apropiada para esta época del año, me refiero al helado de fresa.  Apropiada no solo porque en verano se agradece algo fresquito como los helados, sino porque es un helado riquísimo, mucho más que los industriales, y obviamente mucho más sano.
La receta es muy sencilla, para preparar estos helados de fresa necesitáis los siguientes
Ingredientes:
-400gr. de fresas o fresones bien maduros
-200gr. de yogur griego
-200gr. de nata de montar (35%M.G.)
-120gr. de azúcar
-60gr. de azúcar invertido (receta aquí)
Preparación:
Echamos todos los ingredientes en un cuenco y los trituramos con la batidora, luego lo dejamos en el frigorífico durante 4 horas para que la mezcla enfríe.
Después echamos esta mezcla en la heladera. Si tenéis una heladera que no disponga de compresor debéis poner el cuenco interior 24 horas antes en el congelador, trascurrido ese tiempo ya está listo para utilizar y  lo introducís dentro de la heladera y la ponéis en marcha, luego estando en marcha vertéis la mezcla del helado y dejáis en torno a 30 minutos hasta que la mezcla esté mantecada, y luego la introducís en moldes individuales tipo polos como hice yo o si lo preferís en un tupper y después con una cuchara de helado vais sacando porciones según vayáis necesitando.
Los que no tengáis heladera tranquilos que también podéis hacer este rico helado, para ello una vez triturada la mezcla la ponéis en el congelador durante 2 horas, transcurrido ese tiempo empezaréis a notar el proceso de congelación, removéis la mezcla enérgicamente y volvéis a introducirla en el congelador esta vez durante 3 horas y de nuevo volvemos a batir bien a mano o si os resulta difícil a máquina. Después ya solo queda introducir el helado en los moldes individuales o en un tupper e introducir de nuevo en el congelador hasta el momento de degustarlos.
Si optáis para presentarlos en forma de polos debéis ponerlos al baño María un par de segundos para que desmolden con facilidad. Si por el contrario guardáis el helado en un tupper os aconsejo que los saquéis del congelador unos minutos antes para que podáis hacer bolas de helado con facilidad sino estará demasiado duro y os costará más.
En fin, como veis más fácil no puede ser, y si os gustan los helados o si tenéis niños en casa os aconsejo que optéis por los helados artesanales, además de tener un sabor más genuino, más auténtico, estaréis de acuerdo conmigo que son mucho más sanos, al menos sabemos de qué están hechos.
Bueno, confiando en que mi propuesta sea de vuestro agrado me despido por hoy, y con vuestro permiso le dedico esta entrada a  dos personas muy importantes para mi,  mi adorada madre que la quiero más que a mi vida, y a mi pareja que se llama Pablo y hoy h estado de santo, y al que también quiero con toda mi alma porque me hace la vida más agradable y siempre está ahí cuando lo necesito.
A todos vosotr@s gracias por seguirme. Hasta pronto. Feliz fin de semana 

domingo, 3 de junio de 2018

Azúcar Invertido

Mi amiga Cuca, del blog  los dulces secretos de Cuca, reflexiona en el último post sobre la cantidad de blogs que un buen día dejaron de actualizarse, quedando en el olvido, quizás porque esta actividad ya no tiene tanto tirón como en el pasado y hubo gente que en su día se apuntó “a la última moda” y ahora se siente desmotivada, pero sin duda también porque requiere mucha dedicación y tiempo, y no todo el mundo puede. Esto es un poco lo que me pasó a mí el pasado mes de mayo, que entre las alergias y cierto cansancio acumulado, lo fui dejando y pasaron los días, se terminó el mes y no publiqué ninguna receta, pero en el fondo esto es para mí un hobby, no una obligación, y por tanto no hay plazos de entrega, así que aquí estoy de nuevo con energías renovadas, y vuelvo con una receta que más que eso es la elaboración de un ingrediente utilizado en repostería, os estoy hablando del azúcar invertido.
El azúcar invertido se usa en la preparación de helados para evitar la formación de cristales de hielo, la cantidad empleada  en heladería está en torno al 30 % (por cada 100gr de azúcar que indique la receta se emplearían 30gr de azúcar invertido y 70gr. de azúcar normal), y es muy utilizado también en masas con levadura tipo brioche como por ejemplo el roscón de reyes, porque el azúcar invertido acelera el proceso de fermentación y le aporta humedad y jugosidad, siendo la proporción aproximada que se utiliza en estos casos de un 50%.
El azúcar invertido consiste en la separación por hidrólisis de la fructosa y la  glucosa, es incoloro, tiene mayor poder endulzante que el azúcar común, y una textura parecida a la miel.
La receta que os traigo la he sacado del blog el dulce blog de noraa, el cual me recomendó mi amiga y vecina Ana Osuna. Precisamente este blog pareciera que ha cerrado definitivamente las puertas porque hace mucho tiempo que no se registra actividad en el mismo, y es una pena porque tenía cosas muy interesantes.
Para preparar el azúcar invertido vais a necesitar un termómetro de cocina o bien un robot tipo thermomix. Necesitaréis además dos sobres de gasificantes, uno de cada color. Estos gasificantes los tienen a la venta en casi todos los supermercados, y vienen en pares de sobrecitos, siendo uno siempre de color blanco, y el otro de color variable dependiendo de la marca. El mío era azul, en otros casos  es morado como los que venden en el Mercadona.
Ingredientes:
-350gr. de azúcar normal
-150gr. de agua mineral
-1 sobre blanco y otro azul de gasificantes
Preparación por el método tradicional:
Calentamos el agua en un cazo y cuando alcance los 40º añadimos el azúcar y removemos hasta que se disuelva. Continuamos con el fuego encendido y cuando alcance los 80º añadimos el sobre blanco, removemos para que se disuelva y cuando comience a hervir apagamos el fuego y reservamos.
Cuando la temperatura baje a 60º añadimos el sobre azul, removemos bien y luego dejamos reposar hasta que desaparezca la espuma que se forma en la superficie, luego lo metemos tarros de vidrio previamente esterilizados, le hacemos el vacío sumergiéndolos en una olla con agua hirviendo durante aproximadamente 20 minutos, luego los retiramos y le damos la vuelta a los tarros con la tapa hacia abajo hasta que estén totalmente fríos, y después ya los podemos guardar en la despensa en un lugar fresco y oscuro.
Con los ingredientes que os doy sale un tarro como el de la imagen, y si lo vamos a utilizar pronto no sería necesario hacerle el vacío, se guardaría en un lugar fresco y alejado de la luz solar y se va usando cada vez que queramos hacer un helado o una masa dulce con levadura. Yo en este caso como doblé las cantidades que figuran en la lista de ingredientes me salieron dos tarros y les hice el vacío porque tardaré en consumirlos.
Preparación en thermomix:
1- Echamos el agua mineral en el vaso y programamos 3min./50º/velocidad 5
2- Agregamos el azúcar y programamos 6min./80º/velocidad 4
3- Añadimos el sobre blanco y mezclamos 30 segundos/velocidad 4
4- Cuando la temperatura baje a 60º añadimos el sobre morado y mezclamos 1 min./velocidad 4.
A partir de aquí se procede de la misma forma que por el método tradicional
Como veis más fácil imposible, así que os animo a que lo preparéis en casa,  veréis como le sacáis mucho partido en repostería.
Y por hoy nada más , me despido confianndo en volver dentro de unos días con una nueva receta. Os espero a tod@s
Saludos