lunes, 6 de agosto de 2018

Horchata de chufa valenciana


Estos días buena parte del país ha sufrido una ola de calor que batió récord de temperatura, y aunque aquí en el norte por suerte no nos tocó la peor parte, donde yo vivo los efectos se hicieron notar con creces, sobre todo con el paso de los días por el calor acumulado, y para combatirlos nada mejor que una bebida refrescante como la horchata de chufas.
La chufa es un pequeño tubérculo que procede de la planta Cyperus esculentos, tiene un tamaño similar al de una alubia, y su superficie es rugosa en forma de nudos. Aunque en el antiguo Egipto ya se encontraron chufas formando parte del ajuar de algún faraón, en nuestro país fue introducida en la comunidad valenciana por los musulmanes en el s. VIII, si bien no fue hasta el s. XIII cuando se extendió su cultivo y aparecen las primeras referencias a la leche de chufas, antecesora de la actual horchata de chufas.
La chufa valenciana cuenta con Denominación de Origen Protegida desde el año 1995, que protege e identifica el cultivo de la chufa en dieciséis municipios de la comunidad valenciana, situados todos ellos en la parte norte de la huerta de Valencia.
Prácticamente toda la producción de chufa valenciana se emplea para la fabricación de horchata, una bebida vegetal elaborada a base de chufas, agua y azúcar, generalmente aromatizada con algo de canela y cáscara de limón.
En Valencia la horchata de chufas se consume mucho, hasta el punto de que existen horchaterías, que son establecimientos  dónde elaboran una horchata 100% natural, sin nada de conservantes. En estos locales es frecuente tomar esta bebida con  unos fartóns, un dulce típico valenciano, que surgió precisamente para acompañar a la horchata. Se trata de un bollo alargado, blando y dulce que se moja en la horchata, aunque combina igualmente con bebidas calientes como un chocolate a la taza ó un café con leche.
La receta de los fartóns queda pendiente para otra ocasión, pero si os apetece probar una horchata totalmente natural, sin ningún conservante ni aditivo os indico cómo prepararla a continuación.
Para los que vivimos fuera de Valencia, la chufa no es fácil de encontrar, pero si os animáis a preparar la horchata en casa, en internet podéis conseguir chufas sin dificultad.
Yo este año  era la primera vez que probaba, y es tan fácil de preparar y el resultado fue tan satisfactorio que repetiré sin duda, pues buscaba un sabor auténtico como el de la horchatería que visitamos en un viaje que hicimos a Valencia hace dos años, y lo conseguí..., nada que ver con las horchatas que nos venden en los supermercados.
Os dejo con los ingredientes y la elaboración
Ingredientes:
-300gr. de chufas
-200gr. de azúcar
-1 trozo pequeño de cáscara de limón (solo la parte amarilla)
-1 cucharadita de canela molida
-1,5 litros de agua mineral bien fría
Preparación Tradicional:
El día anterior echamos las chufas en un cuenco y las cubrimos con agua del grifo. Mantenemos en el frigorífico durante 24 horas para que se hidraten.
A continuación le escurrimos el agua en la que se estuvieron hidratando, y las echamos en un recipiente hondo junto con la cáscara de limón. Cubrimos con agua limpia bien fría y con una batidora de mano o bien con la batidora de vaso, trituramos todo muy bien.
Después volcamos la mezcla sobre una paño de cocina bien seco y limpio, colocado en una olla, y cuando se haya filtrado todo el  líquido apretamos bien para exprimir el máximo de jugo.
Seguidamente añadimos el azúcar, la canela en polvo y el resto del agua, y removemos para que se disuelva el azúcar y se mezcle bien la canela, y después la guardamos en el frigorífico hasta que esté bien fría y ya la podemos consumir..
Preparación en Thermomix:
1-El día anterior echamos las chufas en un cuenco y las cubrimos con agua del grifo. Mantenemos en el frigorífico durante 24 horas para que se hidraten.
2-Trascurrido ese tiempo, las escurrimos y  las introducimos en el vaso de la thermomix junto con la cáscara de limón, y programamos 10 seg. / velocidad 7-10
3- Bajamos los restos de las paredes del vaso y de la tapa al fondo y volvemos a programar 15seg. / velocidad progresiva 7 a 10
4-Bajamos de nuevo los restos al fondo del vaso y cubrimos con agua. Después programamos 20 segundos / velocidad progresiva 5-7-10
5- Retiramos la mezcla del vaso y la volcamos sobre una paño de cocina bien seco y limpio, colocado en una olla, y cuando se haya filtrado todo el  líquido apretamos bien para exprimir el máximo de jugo.
6- A continuación añadimos el azúcar, la canela en polvo y el resto del agua, removemos bien para que se disuelva el azúcar y se mezcle bien la canela, y después la guardamos en el frigorífico hasta que esté bien fría y la podamos tomar.
La horchata una vez preparada hay que conservarla en el frigorífico a baja temperatura, y aun así se debe consumir relativamente pronto, preferiblemente en el día, pues sino se puede agriar. Cada vez que la vayamos a consumir debemos remover o agitar bien la botella que la contenga, pues los posos de chufa se depositan rápidamente en el fondo.
Pues con esta refrescante, rica y sana bebida, me despido por hoy. Dentro de unos días volveré con una nueva receta. Hasta entonces sed muy felices.
Un abrazo a tod@s.

4 comentarios:

  1. Riquísima, seguro que estaba espectacular. Cómo buena valenciana me encanta y en casa no falta desde que empieza la calor, un beset Maca

    ResponderEliminar
  2. Con el calor que hace, nada como una buena horchata casera bien fresquita, como la que has preparado. Y si la acompañas con fartons, un lujo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Que rica , nunca la prepare pero tiene que estar mas rica que la comprada besitos guapa

    ResponderEliminar
  4. Pues con el calor tan horrible que está haciendo un buen vaso de horchata sienta de maravilla, además si es casera, como la tuya, mucho mejor

    Abrazos!!!

    ResponderEliminar