miércoles, 21 de febrero de 2018

Conejo al ajillo


¿Os gusta la carne de conejo…? Yo tengo que reconocer que no demasiado, aunque últimamente estoy poniendo de mi parte para que esto cambie, de todos modos preparado de la manera que os propongo hoy sí que me gusta, y mucho además, y no es que se trate precisamente de una receta innovadora, sino de todo un clásico, os hablo del conejo al ajillo.
La de conejo es una carne blanca y magra,  que al contener muy poca grasa resulta idónea  para dietas hipocalóricas.  Es además muy sana, rica entre otros en fósforo, potasio y calcio y para más inri es de las carnes más económicas  que encontramos en el mercado.
En la receta de hoy el ajo es un ingrediente principal, y a los que no os guste por el sabor tan fuerte que le caracteriza, os aconsejo que no dejéis de prepararla por tal motivo, pues en este plato el sabor a ajo es muy sutil.
Y sin más preámbulos, paso a contaros cómo preparo yo este guiso tradicional de conejo al ajillo.
Ingredientes:
-1 conejo
-12 dientes de ajo
-230 ml de vino blanco
-175ml de aceite de oliva virgen  extra
-tomillo en rama
-romero
-pimienta negra recién molida
-sal
-patatas fritas para acompañar
Preparación:
En mi caso cuando compro el conejo ya le pido al carnicero que me lo trocee, sino lo troceamos en casa. Después ponemos una olla al fuego y añadimos el aceite de oliva, cuando esté caliente añadimos los ajos sin pelar, dándoles previamente un golpe sobre la encimera para chafarlos un poco. Dejamos que se hagan a fuego bajo para que no se quemen, y pasados unos 5 minutos cuando veamos que ya están hechos los retiramos a un plato y reservamos.
Mientras los ajos se hacen  aprovechamos para salpimentar el conejo, y cuando retiremos los ajos de la olla, subimos la intensidad del fuego y añadimos el conejo para que se dore por ambos lados  y quede bien sellado, evitando así que se pierdan los jugos, algo muy importante en carnes magras como la de conejo.
Cuando el conejo esté dorado  añadimos el vino blanco y dejamos que hierva unos minutos para que se evapore el alcohol.  Después bajamos la intensidad del fuego al mínimo y agregamos a la olla los ajos que teníamos reservados, la rama de tomillo, y unas hojas de romero. Mezclamos bien con una cuchara de madera, y tapamos la olla manteniéndola a fuego mínimo durante unos 45 minutos aproximadamente, dándole la vuelta a la carne a mitad de cocción para que todas las partes del conejo entren en contacto con la salsa que está en el fondo de la olla y rectificando de sal si fuese necesario.
Para acompañar esta receta resultan ideales una patatas fritas, para ello cuando el conejo está listo ponemos una sartén al fuego y añadimos aceite de oliva (este aceite de freír las patatas no está incluido en la lista de ingredientes), cuando el aceite está caliente vamos añadiendo las patatas cortadas en rodajas finas en pequeñas tandas. A medida que vayan estando las retiramos a una fuente y salamos.
Finalmente solo queda emplatar , para ello servimos uno ó dos trozos de conejo por comensal (dependiendo del tamaño), junto con unas pocas patatas fritas, y regamos todo con la salsa del fondo de la olla .
Como podéis ver un plato que no ofrecen ninguna complicación, y que está de rechupete, tanto que hasta me gusta a mí que no soy muy fan de la carne de conejo ;)
Nos vemos en unos días. ¡Sed felices!

14 comentarios:

  1. Hola guapa un plato muy rico y que en casa gusta mucho acompañados de esas patatas un lujo , besitos

    ResponderEliminar
  2. No es una carne que gaste mucho ,pero al ajillo si nos gusta ,un clasico muy bien acompañado
    besitos

    ResponderEliminar
  3. Con esta preparación es como más nos gusta el conejo, es muy fácil de hacer y queda muy rica.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Pues a mi si me encanta el conejo y por uerte en casa a mis chicos tambien les empieza a gustar asi que ya puedo hacerlo mas amenudo antes lo hacia solo para mi .
    Yo lo preparo al ajillo de otra forma se hace friendo el conejo con mucho ajo hasta que esta bien echa la carne, asi que tomo nota de tu receta seguro que esta de rexupete no lo siguiente.
    No te he llamado por que he tenido problemas con el movil ahora ya tengo uno nuevo asi que en cuanto pueda te llamo dentro de un ratito me voy ayudar a una amiga en su mudanza y asi todo el finde al llegar de trabajar toca arrimar el hombro como la semana pasada.
    Bicos mil y feliz finde wapisimaaaaaa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa
      Pues hoy incluso me habló Pablo de la posibilidad de llamarte porque bajamos a Madrid y de camino a casa paramos en las Médulas, pero vamos algo justos de tiempo así que lo de vernos lo dejamos para otra ocasión que por ahí pasamos con cierta frecuencia.
      Hablamos cuando pedas, tranquila.
      Un beso muy grande.Saludos a Luis
      Feliz finde

      Eliminar
  5. Pues a mí sí que me encanta la carne de conejo y así, al ajillo, lo hago con bastante frecuencia. Esta delicioso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Maca!

    Mira en casa mi madre nunca hizo conejo, a ella esa carne no le gusta, y si la hacía era para mi padre, que le encanta pero los demás comíamos otra cosa. Yo he heredado ese "no gusto" y nunca la preparo, soy más de pollo y de pavo, pero igual si probara cambiaría de opinión. La receta que hoy propones me gusta muchísimo hecha con pollo así que puedo imaginar que con conejo también tiene que estar buenísima

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  7. Yo al igual que tu no es una de mis carnes preferidas, no lo compro nunca pero si lo he cocinado alguna vez es precisamente así al ajillo.
    Mira que es una de las mejores carnes que hay a ver si nos animamos a comerla mas, verdad!!
    Un besito

    ResponderEliminar
  8. Maca, seguro que los comensales están bien contentos con tus platos.
    Tienes un esmero que se me hace la boca agua.
    Un abrazo fuerte, guapa.

    ResponderEliminar
  9. Nosotros tambien preparamos conejo a menudo, es una de las carnes mas sanas que hay, aunque al ajillo nunca lo he hecho y tiene que estar de vicio!! Un besiño Maca

    ResponderEliminar
  10. Nosotros tambien preparamos conejo a menudo, es una de las carnes mas sanas que hay, aunque al ajillo nunca lo he hecho y tiene que estar de vicio!! Un besiño Maca

    ResponderEliminar
  11. Hola Maca. Pues al igual que Raquel la carne de conejo nunca la he preparado y es que en casa nos decantamos más por el pollo y por el lomo de cerdo y ternera.
    Te diré que a pesar de no haberlo hecho cuando lo he comido me ha gustado. A ver si en alguna ocasión me decido y aunque sea en poca cantidad lo preparo. Tal como lo has cocinado tiene que estar delicioso. Me encanta el sabor a ajo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Vaya pintaza tiene ese conejo, y yo que hace años que no lo como...ya estoy tardando!
    No te conocía, y me voy a quedar por aquí para no perderte la pista.
    Por cierto, ya que estoy por aquí te invito a que te pases por mi blog y le eches un vistazo al sorteo que estamos haciendo, seguro que te gusta!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  13. Esto es un plato con fundamento, que rico, un beset Maca

    ResponderEliminar