domingo, 23 de octubre de 2016

Melocotones al vino

Hace unas semanas compré en el supermercado unos melocotones que aun estaban algo duros, y como me gusta la fruta más bien madura y en la nevera me estaban ocupando espacio, decidí preparar una de mis recetas favoritas con esta fruta, los melocotones al vino. Por otra parte como eran bastantes, me sobraron de la sobremesa, de modo que los que sobraron los envasé al vacío, así en otra ocasión que me apetezca disfrutar de este exquisito postre, puedo disponer de ellos sin más trabajo que abrir el bote ;)
Os dejo la receta veréis que facilita es:
Ingredientes (para 8 personas)
-8 melocotones 
-1 litro de vino tinto
-500gr. de azúcar
-1 rama de canela
-2 clavos de olor
-la cáscara de una naranja
Preparación:
En primer lugar aclarar que para esta receta conviene usar unos melocotones de calidad, y que no estén demasiado maduros, sino de textura más bien firme. Una vez seleccionados los melocotones, los lavamos bien bajo el grifo del agua fría, y a continuación los pelamos con un pelador o un cuchillo.
Seguidamente los cortamos por la mitad,  y luego les sacamos el hueso, para ello giramos una media mitad sobre la otra en el sentido de las agujas del reloj, y así ya sale una de las mitades. Después para sacar el hueso de la otra mitad, o bien lo intentamos con las manos bien lavadas, o sino con la ayuda de un cuchillo lo sacamos con cuidado de no estropear la pulpa.
Una vez que tenemos los melocotones lavados, pelados y deshuesados los echamos en una olla, añadimos el resto de ingredientes: vino, azúcar, canela, clavos, y cáscara de naranja y dejamos cocer a fuego medio-bajo, por espacio de unos 30 minutos aproximadamente, dándole la vuelta a la fruta a mitad de cocción. 
Por último los sacamos a  un cuenco y echamos por encima el almíbar de vino. Si vemos que éste está muy líquido, dejamos un rato más al fuego, hasta que reduzca un poco y alcance la consistencia de un almíbar ligero y luego lo añadimos a los melocotones y esperamos a que enfríen a temperatura ambiente y después llevamos el cuenco con los melocotones al frigorífico, tapado con papel film, hasta el momento de servir.
Para servir podéis utilizar un plato de postre y cortar en gajos una o dos mitades de melocotón por comensal, regar por encima con un poco de almíbar de vino y acompañar de un rosetón de nata o una bola de helado. También podéis servirlo en cuencos individuales. 
En el caso de que queráis envasarlos al vacío como hice yo con los que me sobraron, solo tenéis que esterilizar los botes, para ello sirve con lavarlos en el lavavajillas, o bien hervir botes y tapas en una olla durante unos 15 minutos, después los secamos bien, tanto los tarros como las tapas y llenamos bien con las mitades de melocotón, y luego rellenamos con el almíbar. Por último cerramos los botes procurando que tanto la boca de los mismos, como las tapas queden bien limpias y secas, e introducimos en una olla con agua hirviendo al fuego, durante unos 15 minutos. Transcurrido este tiempo se sacan los tarros del fuego, se les da la vuelta dejándolos boca abajo sobre la encimera, hasta que estén completamente fríos. 
Para aseguraros de que un tarro ha hecho bien el vacío, podéis hacer una prueba en la tapa, si ofrece resistencia al empujarla hacia abajo es señal de que el vacío se ha hecho correctamente, y esa conserva se mantendrá en perfecto estado durante muchísimo tiempo, si la guardáis en un ambiente fresco y seco y alejado de la luz solar.
Nada más por hoy, espero que os haya gustado la receta y aunque ahora los melocotones ya habrán prácticamente desaparecido de los mercados, podéis ponerla en práctica usando en su lugar peras, que están igual de ricas o más ;)

7 comentarios:

  1. Hola guapísima !!!
    Soy la tonta de las conservas, así que fijate se me habrá gustado esta receta que nos traes hoy. Nunca los he comido así preparados Maca, las peras si y me gustaro mucho la verdad.
    Así que creo que los melocotones me encantarían. Por aqui no los he visto ya, pero bueno, la próxima temporada es cuestión de estar atenta y comprar para hacer unos cuantos botes como los tuyos, porque me parece un postre de fiesta para el invierno con esas especias.
    Me ha encantado.
    Besotes mi niña, feliz Domingo.

    ResponderEliminar
  2. De esta forma cocino yo las peras, pero no se me ha ocurrido hacerlo con los melocotones. Pues nada, a probarlos que ricos deben estar un rato.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Tienen que quedar muy ricos y así envasados podemos disfrutarlos fuera de temporada.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Nunca los he probado así y tienen que estar deliciosos, tu si que eres lista ves los envasas al vacío y listo para otra ocasión, genial.
    Un besito

    ResponderEliminar
  5. Dios mio, espectaculares y te has currado hasta las etiquetas. Muy buen trabajo, un beset

    ResponderEliminar
  6. Uummmmmmmmmmmmmmmmmmm que cosa mas rica madre por que no puedo meter la mano que si no te dejaba el tarro vacio seguro que los melocotones asi estan de rexupete no lo siguiente yo siempre preparo las peras asi ,asi que tendre que probar con los melocotones ,te han quedado de relujo.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Maca! Es como bien dices una receta sencilla y queda muy vistosa. Además es un plus a su favor que se puedan conservar los que sobren. Nunca los he probado pero me han llamado mucho la atención

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar