domingo, 16 de octubre de 2016

Cabrito con guarnición de patatas rústicas


La receta que os traigo hoy es una receta de fiesta, propia de días de celebración como navidades, cumpleaños o días así muy señalados del calendario, entre otras cosas porque el cabrito es más caro que otras carnes, aunque  la diferencia en el precio se ve luego compensada con el resultado en el plato... Lástima que la foto no le haga justicia, porque os aseguro que está realmente exquisito. Os dejo la receta por si os interesa ponerla en práctica algún día y comprobarlo.
Ingredientes (para 4 personas)
-2 paletillas de cabrito troceadas
-1 vaso de aceite de oliva virgen extra
-1/2 vaso de vino blanco
-1 pimiento rojo
-3dientes de ajo
-1 cebolla
-4 zanahorias
-8 patatas medianas
-azafrán
-sal
Preparación:
En primer lugar ponemos una cacerola al fuego y echamos el aceite, cuando éste esté bien caliente doramos la carne para que quede bien sellada y no pierda los jugos durante la cocción, primero doramos por un lado y luego le damos la vuelta y la hacemos por el otro lado. Cando esté dorada por todo la sacamos a un plato o fuente y reservamos.
En el mismo aceite en el que hemos dorado la carne, echamos los tres dientes de ajo cortados en láminas, cuando empiecen a dorarse añadimos la cebolla cortada en juliana, y al cabo de unos minutos añadimos el pimiento cortado en trozos grandes y las zanahorias peladas y sin cortar si son pequeñas o cortadas por la mitad si on grandes Lo dejamos rehogar todo junto unos minutos, y luego volvemos a echar la carne que teníamos reservada, removemos todo para que la carne se impregne del sabor de las verduras y al cabo de unos minutos echamos el vino blanco, la sal y unas hebras de azafran. Dejamos que se vaya haciendo todo a fuego muy lento, durante una hora y media aproximadamente,  removiendo de vez en cuando. Si vemos que durante la cocción se consume todo el líquido le añadimos un poco de agua pero en pequeña cantidad y según lo vaya necesitando.
Cuando  la carne está casi a punto, echamos abundante aceite en una sartén (este aceite no figura en la lista de ingredientes) y freímos en él las patatas previamente lavadas, pero sin pelar, y cortadas en gajos.
Por último servimos la carne con unos pimientos rojos por encima, y acompañada por las patatas fritas y las zanahorias. Finalmente regamos tanto la carne como las patatas con la salsa resultante, y ya tenemos el plato listo para servir a la mesa y triunfar ;)
Hay otras formas de hacer el cabrito y el cordero que son más conocidas y que por supuesto están también deliciosas, como por ejemplo en caldereta, o al horno (mejor si es un horno de leña) pero ésta última receta la dejo para más adelante, porque si bien ahora he podido cumplir uno de mis mayores sueños, que era tener un horno de leña (lo trajimos de la localidad zamorana de Pereruela) aun me falta cogerle el punto, ya que apenas lo he usado, en verano porque hacía mucha calor, y ahora desde que me reincorporé al trabajo  por falta de tiempo.

4 comentarios:

  1. No consumo apenas cabrito, pero sí cordero y esta receta me parece muy buena para ambos. Además es sencilla y rápida, lo que también cuenta para las fiestas que tenemos detrás de la esquina y que es cuando más se cocinan estas delicias. Me quedo con ella del tirón.
    Un beso y que tengas buena semana.

    ResponderEliminar
  2. Aqui si comemos cabrito por que mi madre se lo compra a un señor que los cria al igual que los corderos pero siempre lo hacemos asado con la receta que tengo publicada en el blog ,las paletillas y las piernas es lo que mas nos cuesta comer asi que tomo nota de tu receta.
    Te ha quedado un plato de relujo y seguro que estara de rexupete.
    Bicos mil wapisimaa.

    ResponderEliminar
  3. Si señora receta de fiesta, comida en familia y buen vino, no se puede pedir más, un beset

    ResponderEliminar
  4. Desde luego que es una comida de fiesta, este guiso tiene que estar delicioso.

    Saludos

    ResponderEliminar