domingo, 11 de noviembre de 2018

Tarta tendencia de crema y nata

El pasado 10 de julio cumplió 2 añitos mi primita Mariña, una niña preciosa a la que quiero con locura. Para celebrarlo le preparé una tarta cuya receta os muestro hoy.
Es una tarta de números tan de moda últimamente, y muy facilita, no me he complicado mucho. Para la base utilicé un bizcocho genovés, y para el relleno empleé crema pastelera y nata montada.
Os indico ya los ingredientes y el proceso de elaboración.
Ingredientes:
Para el bizcocho (utilicé el molde de Lekué  de números)
-6 huevos
-200gr. de azúcar
-150gr. de harina
Para la crema pastelera
-500ml. de leche entera
-3 yemas de huevo
-125gr. de azúcar
-40gr. de maizena
-1 vaina de vainilla
Para la nata montada
-500ml. de nata de montar con 35,1% M.G.
-150gr. de azúcar
-2 cucharadas soperas de queso mascarphone (opcional)
Para la decoración
-Flores comestibles, lacasitos, guindas en almíbar, etc.
Preparación:
La víspera preparé el bizcocho, para la cual utilicé la thermomix y seguí los siguientes pasos
1-Introducir la mariposa en las cuchillas y añadir al vaso los huevos y el azúcar. Programar  6min./ 37º/ velocidad 3,5
2-Programar de nuevo el mismo tiempo a la misma velocidad sin temperatura
3- Retiramos la mezcla a un bol e incorporamos la harina tamizada con ayuda de una espátula y con movimientos envolventes, para que no pierda aire.
Para hacer el bizcocho por el método tradicional tenéis que separar las yemas de las claras. Añadimos la mitad del azúcar al recipiente de las yemas y batimos hasta que blanqueen y dupliquen el volumen. A las claras le añadimos la otra mitad del azúcar y las batimos a punto de nieve hasta conseguir un merengue firme (sabemos que están en el punto exacto cuando al poner el cuenco boca abajo no cae el contenido)
Seguidamente vamos añadiendo las claras montadas al cuenco de las yemas, en pequeñas cantidades de cada vez, y con movimientos envolventes. Después con una espátula, añadimos poco a poco la harina previamente tamizada, también con movimientos envolventes para que no pierda aire y no baje.
Una vez preparada la mezcla del bizcocho la echamos en un molde engrasado y enharinado, lo llevamos al horno previamente calentado a 180º con calor abajo los primeros 10 minutos, y luego calor arriba y abajo hasta que esté hecho. Después dejamos enfriar, desmoldamos y reservamos.
La víspera también preparé la crema pastelera, para ello reservamos medio vaso de leche, y la restante la colocamos al fuego junto con la vaina de vainilla cortada por la mitad. Cuando levante el hervor retiramos del fuego y dejamos enfriar para que la leche infusione y coja todo el aroma de la vainilla.
Cuando la leche esté fría, la colamos y luego añadimos el azúcar, removemos y la ponemos de nuevo al fuego (si utilizáis el mismo recipiente de antes tenéis que lavarlo para que la leche no se agarre a las paredes al hervir) Mientras a la leche que teníamos reservada le añadimos las yemas bien batidas y la maizena, mezclamos bien y cuando la leche que tenemos al fuego rompa a hervir bajamos la intensidad del fuego, añadimos esta mezcla y esperamos a que espese sin dejar de batir con unas varillas. Cuando haya espesado retiramos del fuego y cubrimos con papel film para que no se cree una costra por arriba. Dejamos que enfríe, la echamos en una manga pastelera con boquilla redonda y la guardamos en el frigorífico hasta el momento de utilizarla.
Por último nos queda montar la nata, para lo cual os aconsejo que le añadáis dos cucharadas soperas de queso mascarpone, porque no altera su sabor y queda mucho más  firme.
Para montarla echamos la nata y el queso (opcional) en un recipiente muy frío (yo lo pongo unos minutos antes en el congelador) y batimos con unas varillas durante un par de minutos, luego añadimos el azúcar glas poco a poco y continuamos batiendo hasta que esté montada. Después la echamos en una manga pastelera con boquilla redonda y reservamos.
El siguiente paso es rellenar el bizcocho, para ello lo cortamos por la mitad, colocamos una de las mitades en una bandeja sobre blonda decorativa y rellenamos con la crema pastelera, cubrimos con la otra mitad del bizcocho, y cubrimos con la nata montada.
Luego por encima para decorar empleé flores comestibles, grageas de chocolate (lacasitos en mi caso), guindas en almíbar rojas y verdes, y cerezas frescas que por aquel entonces todavía quedaban en el mercado y ese día tenía en casa.
Al final creo que quedó muy bonita, ¿vosotros qué opináis? Lo importante es que gustó mucho.
Deciros que en esta ocasión decidí no bañar el bizcocho en almíbar, porque se la llevé por la mañana y era para tomar por la noche, y como la tenían que guardar en el frigorífico por ser verano y además  tanto la crema pastelera como la nata le aportan humedad al bizcocho, quedó en su punto, ni seco ni demasiado húmedo.
Bueno pues antes de terminar y dado que algunos os interesasteis por mi ausencia, deciros que en esta ocasión no ha sido por nada malo, sino por un cúmulo de cosas pero ninguna de importancia: un viaje relámpago a Londres, obras en la finca, a veces la alergia que padezco que me da un mal día, y luego cierta vaguedad debo reconocer que también hubo, pero a ver si retomo el ritmo de una vez por todas que la Navidad ya está a la vuelta de la esquina.
Gracias a todos los que me seguís. Nos vemos pronto, espero... Hasta entonces sed muy felices.
Un saludo.

12 comentarios:

  1. Me alegro de que estés bien y de la tarta tan preciosa que nos has traido. Es cierto que las de números están de moda últimamente, así que viendo la tuya tan rica y lo vistosas que quedan igual me animo a hacer alguna.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Vaya pinta tan buena, estas tartas son la moda!!
    Oye!! Que me alegra mucho tu vuelta, que me alegro que todo vaya bien y a ver si nos dejamos un pico esa vaguedad que últimamente nos inunda a todos. Un besiño enorme!!

    ResponderEliminar
  3. A veces las cosas más sencillas son las más efectivas y tu tarta es una buena prueba de ello, te quedó muy bonita y muy fresca, a veces tanto adorno cansa.
    Besiños y feliz semana

    ResponderEliminar
  4. Maca me alegro mucho de que tu ausencia no se debiera a nada malo.

    Esta tarta es preciosa, y se ve tan tentadora... seguro que triunfó en el cumpleaños de la peque.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  5. Hola Maca hace unos días pensé mucho en ti, ya te echaba de menos y me preguntaba que ocurría? pensé en tu madre pero me alegro que este bien y hallan sido motivos nada importantes.
    en fin me alegro verte de nuevo por aquí.
    Esa tarta es una preciosidad, seguro que tu prima al ser tan chica no se fijaría, pero cuando sea mas grande y vea esta receta ya la foto le hará mucha ilusión y ver la tarta que le hicistes, le encantara!!
    Bueno preciosa nos vemos por aquí.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa me alegro que estes bien , una tarta muy bonita y seguro que rica besitos

    ResponderEliminar
  7. Hola Maca!!
    Que bien te ha quedado esta tarta, me encanta, la tengo en pendientes para hacer y no encuentro el momento, es tan bonita y rica seguro un rato largo...Bess

    ResponderEliminar
  8. Me alegra que tú ausencia no sea porque tú madre este peor ,de vez en cuando hay que tener un poco de tiempo para una .
    La tarta es preciosa no lo siguiente y seguro que a tu primita le encanto al igual que a quienes pudieron disfrutar de ella.
    Bicos mil wapisima 😘

    ResponderEliminar
  9. Te ha quedado muy bonita la tarta y seguro que estaba muy rica.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Me alegro que estes de nuevo por aqui y que tu mami este bien.
    Muchisimas felicidades para tu primita.
    Estará encantada con esta tarta preciosa que le has hecho, yo tengo muchas ganas de hacerlo, pero todavia no se dio el caso.
    Te ha quedado preciosa.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  11. Hola Maca. Me alegro mucho al volver a verte ya que hacía tiempo que no publicabas, espero que haya sido por descanso vacacional.
    Una tarta preciosa la que hiciste para tu prima, seguro que la disfrutaría mucho porque leyendo como la cocinaste no me cabe duda de que tuvo que estar de rechupete.
    Que tengas un buen domingo. Por aquí sin dejar de llover.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar