domingo, 23 de septiembre de 2018

Pimientos de Padrón fritos y tortilla española


Hoy os traigo dos recetas: la tortilla española y los pimientos de Padrón fritos. La razón de ello es porque la preparación de los pimientos fritos no tiene ninguna dificultad, simplemente es lavarlos, secarlos, freírlos, y luego escurrirlos bien del aceite y salarlos, y tan poca “materia” para un post  me parecía demasiado escueto, además estaréis de acuerdo conmigo en que a pesar de que los pimientos de Padrón fritos están riquísimos así sin más,  si van acompañados por ejemplo de una rica tortilla con huevos caseros apetecen todavía más si cabe.
Estos días  las plantas de pimientos que tenemos en la huerta están a pleno rendimiento. Este año tenemos plantas de dos variedades: los de Arnoia (los suelo preparar rellenos como los italianos, podéis ver una receta pinchando aquí, y otra aquí)  y los de Padrón que casi siempre preparo fritos, aunque tenemos tantos que no los damos consumido todos e igual este año me animo por primera vez a preparar una mermelada de pimientos de Padrón que he oído que está riquísima.
También nuestras gallinas han abandonado por fin la huelga que mantenían desde hace meses, y dado que me encanta la tortilla, y  me gusta aprovechar los productos de temporada, el otro día preparé una tortilla de patatas y unos pimientos fritos para acompañarla, y como ni una ni los otros los tenía aun en el blog, aprovecho ahora para subir la receta antes de que se termine la temporada de los pimientos, que ya queda poco, pues suele durar desde mediados de mayo a finales de agosto, solo que si la climatología es favorable como este año, se alarga un poco más.
Antes de ir con la receta propiamente dicha, deciros que los pimientos de Padrón son una variedad de pimientos, no una denominación de origen, de hecho la denominación de origen de estos pimientos es “pimientos de Herbón”, y los que no tienen esa denominación es porque provienen de otros puntos geográficos, por ejemplo los que os traigo hoy, que son de nuestra huerta, pero yo los encuentro igual de ricos.
Ingredientes:
Para la tortilla
-10 huevos (los míos caseros, si no tenéis usad mejor los camperos)
-1 kg. de patatas (la variedad kenebec es la ideal)
-1 cebolla (opcional)
-sal fina
-aceite de oliva
Para los pimientos:
-500gr. pimientos de Padrón
-aceite de oliva
-sal gruesa (yo prefiero sal en escamas, conocida como sal maldon)
Preparación de la tortilla:
En primer lugar pelamos las patatas, las lavamos bien y las cortamos por la mitad longitudinalmente, luego cada mitad la cortamos en rodajas finas y reservamos. La cebolla la cortamos en julina fina y reservamos aparte de las patatas
Seguidamente ponemos una sartén con fondo antiadherente al fuego, echamos como 1cm. de aceite de oliva, y cuando esté caliente añadimos la cebolla, cuando esté hecha la retiramos a un plato, reservamos y echamos en la misma sartén las patatas cortadas en rodajas, salamos por encima, pasados unos minutos les damos la vuelta y volvemos a añadir un poco de sal, y esperamos hasta que todas las patatas estén hechas pero sin que lleguen a pasarse, porque para que la tortilla quede jugosa por dentro conviene que las patatas no estén muy crujientes.
Mientras las patatas se fríen, batimos los huevos en un cuenco, añadimos la cebolla reservada, y después retiramos las patatas de la sartén  escurriéndoles bien el aceite y las echamos también  en el cuenco junto con los huevos, y la cebolla.  Mezclamos bien y dejamos reposar unos minutos.
A continuación retiramos el aceite sobrante de la sartén, hasta que quede tan solo una fina capa que cubra la superficie, ponemos de nuevo al fuego y echamos la mezcla de huevos, patatas y cebolla, para que cuaje, la dejamos a fuego medio, y cuando notemos que está cuajada por un lado, le damos la vuelta para que se haga por el otro. Si al darle la vuelta vemos que necesita un poco más de aceite, echamos un poco del que retiramos de freír las patatas. 
Cuando la tortilla esté lista por ambos lados, volcamos sobre una fuente y lista para servir a la mesa. Tened cuidado de no dejarla demasiado tiempo al fuego si os gusta como a mí, hecha por fuera y jugosa por dentro, pero con el huevo bien cuajado. Si os pasáis con la cocción os quedará muy seca, y si la dejáis poco tiempo por dentro quedará sin cuajar. Es cuestión de gustos y de irle cogiendo el punto.
Preparación de los pimientos:
Lo primero que debemos hacer es lavarlos bajo el grifo, luego les sacamos el rabo (hay quien no lo hace, y los fríe con el rabito), los secamos y reservamos.
Después ponemos una sartén al fuego con aceite de oliva, cuando esté caliente echamos los pimientos, freímos por ambos lados, después escurrimos bien el aceite, los echamos en una fuente y esparcimos por encima sal gruesa, aunque yo prefiero sal maldon, porque me gusta su textura en el paladar, se deshace enseguida en la boca, y sala lo justo.
No echéis muchos pimientos de una vez, es preferible hacerlos en dos ó más tandas, sino no se hacen todos al mismo tiempo, y os quedarán alguno crudo o bien alguno demasiado pasado.
Los pimientos de Padrón fritos a mí me gustan bastante hechos como podéis apreciar en la foto, no es que en esta ocasión me haya despistado con el fuego, es que me gustan así, peor lo habitual si los pedís en algún establecimiento es que os los presenten menos hechos, cuando aun mantienen el color verde. Todo es  cuestión de gustos, lo mismo que la tortilla, unos la preferimos jugosa pero cuajada, y los hay que les gusta que el huevo se desparrame al cortar la tortilla.
Nada más por esta ocasión, en los próximos días una  nueva receta. Gracias por estar ahí. 
Feliz semana

8 comentarios:

  1. En mi casa te harían la ola con esa comida, después de innovar tanto en la mesa las blogueras cocineras, al final lo que les gusta es lo de toda la vida. No voy a negar que esa tortilla con sus huevos caseros y los pimientos recién cogidos de la mata están para chuparse los dedos. Disfrutad de ellos vosotros que podéis, es un lujo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bueno todo Maca! Si te gustan los pimientos muy hechos ¡pues muy hechos los preparas! Sólo faltaba no cocinar al gusto de la cocinera ja ja ja

    ¿Sabes? creo que nunca he comido piimentos del Padrón. No creo haberlos visto nunca por esta zona, pero para el año que viene buscaré semillas a ver si mi padre se anima a ponerme unas plantitas en su huerto.

    Te prometo que veía la foto de los pimientos y la tortilla y estaba pensando en hacerme un bocadillo calentito con ellos ¡y se me hace la boca agua!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. Holaaa despues de unas largas vacaciones ya estoy de vuelta de nuevo .
    Uummmmm pintaza tienen esos pimiento scon la tortilla , estas tentandome de lo lindo de buena gana daba cuenta de todo me encantaaaaaaaaan las dos cosas, te han quedado de relujo y seguro sabian mejor.
    Antes de que se termine la temporad has de hacer la mermelada de pimientos de padron esta de viciiuuussssss ,te encantara seguro.
    Bicos mil y feliz inicio de semana wapisimaa.

    ResponderEliminar
  4. Que ricos la tortilla me encanta y los pimientos igual, combinan estupendamente besitos guapa

    ResponderEliminar
  5. Hola Maca!! que rica!! Me encanta la tortilla de patata y los pimientos tambien. me parece un plato de lujo.
    Besimos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  6. Una combinación perfecta, una rica tortilla de patatas con unos pimientos de Padrón. Muy rico todo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Hola cariño, ya ando por aquí de nuevo.
    Ya veo que sigues poniendo cosas ricas, como lo es esta tortilla de huevos de gallinas felices y pimientos de tu huerto más sano y fresco es imposible para mi es una cena perfecta.
    Muchos besos bonita, nos ponemos al día.

    ResponderEliminar
  8. Ohhhh... que buena combinación, cuantas veces disfrutamos de este matrimonio durante el verano, y con huevos de casa y pimientos del huerto ya es el sumum.
    Un bisiño linda

    ResponderEliminar