miércoles, 24 de mayo de 2017

Pimientos rellenos de tortilla de patatas

Hoy por fin me he sentado a redactar una nueva entrada. Digo por fin, porque  he estado ausente debido a que mi madre y yo acompañamos a mi pareja a un viaje a Madrid por motivos laborales, y una vez terminados sus quehaceres, aprovechando además que el 17 de mayo era festivo en Galicia, bajamos los tres a la Mancha, una tierra que cada vez me gusta más. Era la segunda ocasión que visitaba esta región y espero que haya más porque aun nos quedan muchos sitios por ver, y eso que visitamos un montón de pueblos, algunos tan pintorescos como Tembleque,  el Romeral, Consuegra, El Toboso, Almagro, Campo de Criptana,  el Alcázar de San Juan, y Mota del Cuervo. Fueron pocos días, pero como en esta época del año hay muchas horas de luz  un día da para mucho.
Fue un viaje maravilloso, porque mi madre estuvo perfectamente, lo único malo es que hacía bastante calor, para los lugareños nada fuera de lo normal, pero para nosotros que estamos acostumbrados a temperaturas más suaves era un poco excesivo. Probamos algunos platos típicos de esta tierra, que no por humildes y sencillos dejan de estar exquisitos. Por lo demás todo normal, lo pasamos muy bien, pese a que ir acompañados de una persona dependiente limita mucho nuestros movimientos, pero es algo a lo que estamos acostumbrados y nos encanta que nos acompañe, lo triste vino luego a la vuelta del viaje, porque entre otras mascotas tenemos cuatro canarios, los cuales cuidaron mis primos Vanesa y Toni en nuestra ausencia, y ya de vuelta a casa, como estos días hace muy buen tiempo también aquí en Galicia, ayer al caer la tarde decidí colgar la jaula fuera en la pared de casa para que les diera el aire, y no sé qué ha fallado porque la jaula se cayó al suelo y de los pajaritos ni rastro, algo normal teniendo en cuenta que tenemos varios gatos, y aunque éstos son absolutamente adorables, se trata de felinos y tienen sus instintos. Lo único que me consuela un poco es saber que los pajaritos han tenido un final rápido..., muy triste pero rápido.
En fin, la vida sigue, así que hoy acudo de nuevo a mi cita con vosotros, en esta ocasión con un entrante que seguro que os va a encantar: los pimientos rellenos de tortilla. Son muy fáciles de preparar aunque un poco laboriosos, pero el resultado merece la pena. Os dejo la receta por si os animáis a prepararla.
Ingredientes (para 4 personas):
-2 pimientos rojos italianos
-2 pimientos verdes italianos
- 8 huevos
- 6 patatas
-1 cebolla grande
-aceite de oliva virgen extra
-sal
Preparación:
Antes de nada deciros que en mi caso cuando hago esta receta  procuro comprar los dos tipos de pimientos, verdes y rojos, por motivos puramente cromáticos, pero podéis optar solo por uno de ellos como es lógico, el que más os guste o el que os resulte más fácil de encontrar en el mercado.
Para comenzar con la preparación primero retiramos el rabito y vaciamos las semillas del interior de los pimientos, luego los lavamos bien bajo el grifo del agua fría para evitar posibles restos de pesticidas y los reservamos en un recipiente alto y estrecho, como por ejemplo un vaso de tubo, para que cuando los rellenemos no se caiga el relleno.
Aparte pelamos las patatas y las cortamos en cubitos pequeños, y picamos la cebolla, después cubrimos el fondo de una sartén con aceite de oliva virgen extra, y  freímos en  él las patatas y la cebolla.
Mientras batimos en un cuenco los huevos, y cuando las patatas y la cebolla estén hechas las retiramos de la sartén con la ayuda de una espumadera para retirar el exceso de aceite, las añadimos al cuenco de los huevos, salamos y mezclamos todo bien.
A continuación  rellenamos cada pimiento con esta mezcla, y cuando estén todos, ponemos de nuevo al fuego la sartén que utilizamos para freír las patatas y la cebolla, echamos más  aceite si hiciera falta, y luego con una espátula se cubre la base de los pimientos por donde hemos introducido el relleno, le damos la vuelta en la sartén sobre el aceite caliente con cuidado de que no se desparrame el interior, y dejamos que se cuaje el huevo por esa zona durante unos minutos manteniendo el pimiento en vertical, y luego los doramos bien por todos lados, sin que no se nos quemen, para que se hagan los pimientos por toda la superficie, y cuaje la tortilla en su interior. Cuando vayan estando los retiramos a una fuente sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite, y después los cortamos en rodajas y los colocamos en la fuente de servir. Nada más por hoy, nos vemos en unos días, espero que en unas circunstancias más alegres.
Un beso a tod@s!!!

11 comentarios:

  1. Hola guapa siento lo de tus pajaritos , me alegro que lo pasarais tan bien en el viaje , esos pimientos se ven riquisimos me gustan como te quedaron besitos guapa

    ResponderEliminar
  2. unos pimientos que seguro harán las delicias de cualquier mesa,nunca los prepare a si y tienen que estar bien buenos
    una pena lo de tus canarios ,aunque me alegra que pasarais unos días estupendos visitando esos pueblos tan bonitos
    besitos

    ResponderEliminar
  3. Me alegro de que te haya encantado mi tierra, aunque hace muchos años que no vivo en ella, de vez en cuando paso por allí. Los pimientos rellenos de tortilla es una receta que hace mucho tiempo que quiero hacer pero lo vas dejando y..... Al ver la tuya me animaré a prepararla pues con toda seguridad que está buenísima.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. He probado estos pimientos, que siempre cocina alguien cuando hacemos alguna reunión de amigos, pues suelen tener mucho éxito. Yo aún no me he puesto a la tarea de hacerlos, pero creo que no tardaré, son estupendos como aperitivo y se hacen sin dificultad, así que me los llevo y a ver qué sale.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Hola guapísima !!!
    Me gusta que hagas esas entradas contándonos cosas, me alegro de ese viaje. Y comprendo lo que es viajar con alguien dependiente, pero se disfruta mucho también.
    Ayyy, los pobres pájaros, aunque piensan que igual salieron volando . . . lo digo por poner un punto más poético al asunto:)
    Estos pimientos están para rechupetearse a base de bien Maca, en casa nos encantan, más los verdes que los rojos que se me quejan de dulzones. Pero a mí me gustan los dos, pues menuda soy yo abriendo la boquita jaja
    No los tengo en el blog por cierto, cuando los he hecho de día no se ha terciado hacer fotos y de noche, me niego por el flash que no me gusta.
    Ya me he suscrito, faltaría más.
    Un entrante delicioso, de los que siempre saben a poco.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  6. Hola Maca. Me alegro de que lo pasarais tan bien en ese viaje. Creo que visitasteis unos lugares muy bonitos, algunos de ellos los conozco y además lo hice en pleno verano, ahí te quisiera ver yo para saber lo que es calor jj.
    Viendo tu receta has hecho que vuelvan los recuerdos a mí jj y es que esta receta, no igual claro, fue una de las primeras que publiqué en el blog allá por el año 2008, ya hace unos cuantos jj. El tiempo vuela.
    La que preparé en lugar de freír los hice al horno por eso te diré que tu propuesta es estupenda. Un plato que gusta mucho y que está de rechupete.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Maca!! siento lo de tus canarios.
    Me alegro mucho que lo pasaseis bien en ese viaje y me alegra saber que iba tu madre eso es buena señal de que este algo mejor.
    Me encantan los pimientos rellenos de tortilla están riquísimos hoy cene yo tortilla de patatas que casualidad.
    Un beso bonita y otro para tu madre.

    ResponderEliminar
  8. ¡Buenos días Maca! Es un placer tenerte de vuelta aunque esta entrada tiene un sabor agridulce.

    Por un lado me alegro muchísimo de que disfrutárais de esos días por el centro del país, que hayáis visitado tantos lugares con encanto y descubierto recetas tradicionales, sencillas y deliciosas. Hacerlo con una persona con dependencia no es fácil y se nota que vosotros os adaptáis perfectamente.

    Por el otro lamento muchísimo lo que ha pasado con tus pajaritos. Es una lástima pero ley de vida si tienes gatos en casa ¡es su instinto por muy mansos y cariñosos que sean!

    En cuanto a la receta ¡me parece sublime! Mira las horas que son y el estómago me ruje ya al ver tus pimientos rellenos de tortilla

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  9. Hola guapísima!! Ya veo que esos días lo habéis disfrutado mucho tanto de la gastronomía como de los lugares. Lamento mucho lo que le ha sucedido a los pajarillos, pero como tu dices es su instinto.
    La receta me ha entusiasmado y la presentación es de lo más tentadora. Un abrazo y un biquiño grande

    ResponderEliminar
  10. Me alegra que hayais disfrutado de ese viaje lo malo ha sido lo de los canarios yo quiero pensar que se abrio la jaula y se han ido volando en vez de que los gatos se los hayan comido .
    El mes pasado una lavandera hizo un nido en una de las macetas grande que tengo en la terraza ,despues de estar pendientes de si nacian o no los pajarillos por fin salieron del cascaron pero al dia siguiente no habia ni rastro de ellos ni de la madre si de una pega que se gun mi marido es la que se los comio aun me dura la pena ,mira que no soy de hacer nada a los animales pero si pillo a la pega me la cargo.
    Bueno despues del quijote decirte que los pimientos se ven divinisimos no lo siguiente ,dan un poco de trabajo pero estan taaaaaan ricos ,en casa son vistos y no vistos por que no tengo pimientos y ya he ido a comprar al salir de trabajar que si no mañana los hacia me has puesto los dientes largos.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  11. Que sugerencia más rica, me encantan los pimientos y la tortilla me chifla, un beset

    ResponderEliminar