jueves, 20 de agosto de 2015

Mermelada de Melocotón


La primera receta que traigo al blog es una mermelada, de melocotón en este caso, pues estamos en plena temporada.
El melocotón, el albaricoque, y la fresa, son frutas muy aromáticas, y muy apropiadas para hacer mermelada.
De un tiempo a esta parte soy una entusiasta de las conservas caseras, especialmente de las mermeladas. Son una opción fantástica para un regalo, y por supuesto para surtir la despensa y disfrutar de nuestra fruta preferida fuera de temporada.
Yo la utilizo mucho cuando hago yogures. Pongo una capa de mermelada abajo y luego el yogur arriba, y están riquísimos, pero esa receta la pondré en una futura entrada, ahora vamos con lo que toca: mermelada de melocotón, y para hacerla necesitamos los siguientes ingredientes:
-1kg de melocotones (Ya lavados, pelados y deshuesados)
-650r. de azúcar
-zumo de medio limón
Lo primero es lavar concienzudamente los melocotones, pelarlos y deshuesarlos, y luego se trocean y se echan en una olla junto con el azúcar. Se dejan macerando durante unas horas. En mi caso suelo dejarlos toda una noche, y al día siguiente por la mañana pongo la olla a fuego medio, durante  30 minutos aproximadamente, removiendo de vez en cuando.
Pasado ese tiempo la fruta suele estar totalmente cocida, y la trituro con la batidora, añado el zumo de medio limón, y pongo de nuevo al fuego hasta que adquiere la consistencia deseada. Cuanto más larga sea la cocción más irá reduciendo y por tanto espesando.
En caliente es más complicado comprobar qué consistencia tiene, por lo que el truco para no pasarnos con la cocción, es coger un cucharada y echarla en un plato, cuando enfríe vemos como queda y si nos parece que está aun muy líquida se deja un poco más al fuego.
Cuando esté en el punto de consistencia deseado, apagamos el fuego, y en caliente echamos la mermelada en botes de cristal que habremos esterilizado previamente (botes y tapas) poniéndolos a hervir durante unos veinte minutos en agua y luego secándolos cuidadosamente.
Una vez que tengamos los frascos llenos, los cerramos y los dejamos boca abajo hasta que enfríen, de esa manera hacen el vacío, y ya quedan listos para ponerles una etiqueta con el nombre del producto y la fecha de envasado, y guardarlos en la despensa, donde se conservan durante muchísimo tiempo.
La mermelada sale también muy rica si la preparáis en la thermomix y os ahorra mucho trabajo y tiempo, en ese caso debéis utilizar los siguientes ingredientes por cada tanda que preparéis
-500gr de melocotones (lavados, pelados y deshuesados)
-30gr de zumo de limón
-325gr de azúcar
Y los pasos a seguir para su preparación son los siguientes:
1- Ponemos en el  vaso el azúcar, el zumo de limón  y la fruta troceada y trituramos 10 seg./ velocidad 6
2- Programamos 30min./varoma/velocidad 1 y colocamos el cubilete del revés y encima de éste el cestillo, también del revés para asegurarnos que no salpique.
3- Comprobamos el punto de cocción de la mermelada y si no tiene aun la consistencia deseada programamos 7 min./varoma/velocidad 1, después cuando esté en el punto optimo procedemos a envasarla como se ha descrito más arriba.
Espero que os haya gustado la receta, y que os animéis a ponerla en práctica. Os aseguro que el resultado os encantará.

7 comentarios:

  1. Hola Maca:
    Ante todo felicitaciones por este blog que nace de una forma tan dulce y apetitosa y gracias por esta receta que tan bien esplicas, nos será de gran ayuda a tantos que, como yo, deseamos dar un pasito más en la cocina. Solo me surje una duda, ¿No es necesario hervir los botes al baño maría después de llenarlos? Gracias

    ResponderEliminar
  2. Hola. Muchas gracias por la visita.
    Respecto a la pregunta que me haces, decirte que no es obligatorio hervir los botes, después de llenarlos, si la mermelada está bien caliente cuando la echas en el bote, sirve con dejarlos boca abajo hasta que enfríen por completo. De todos modos como en el tema de las conservas es conveniente extremar las precauciones puedes hacer ambas cosas, es decir, hervirlos 20 minutos después de llenarlos, y pasado ese tiempo sacarlos del agua y dejarlos boca abajo hasta que enfríen.
    Cuando sí es obligatorio hervirlos es cuando embotamos productos en frío.
    Visualmente es relativamente fácil saber si un bote ha hecho bien el vacío o no, pues la tapa queda ligeramente hundida y al empujarla con un dedo hacia abajo ofrece resistencia y no notas ningún movimiento en ella, sino que permanece rígida.
    Espero haber resuelto tu duda.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas graciaa Maca y muchos ánimos para seguir sorprendiendonos con nuevas recetas

      Eliminar
  3. Hola de nuevo Maca.
    Hoy hice 15 botes medianos de mermelada de ciruela, siguiendo tu receta para el melocotón. Se me olvidó añadirle el jugo de limón. Herví los botes despues de taparlos. Espero que no se me pierda.

    ResponderEliminar
  4. Teniendo en cuenta que el azúcar es un conservante, y suponiendo que los botes hayan hecho bien el vacío, como es de esperar, no debería haber ningún problema.
    Saludos

    ResponderEliminar