martes, 14 de septiembre de 2021

Empanada de bacalao con uvas pasas en horno de leña


Hola amig@s,

Desde el pasado mes de diciembre no he vuelto a realizar publicaciones en el blog, porque en el mes de enero falleció mi madre, la luz de mi vida.

Ya nada será igual sin ella, pero ahora que llegó septiembre y es el mes de la vuelta a la rutina, mi intención es continuar con la actividad en el blog, por mí, y también por ella, porque sé que es lo que le gustaría.

Una de las cosas que a ella le gustaba mucho era la empanada de bacalao con uvas pasas, y como la tenía en la carpeta de borradores desde hace tiempo, ha sido la elegida en esta ocasión.

Cuando tengo tiempo y ganas la hago en horno de leña, que da un poco más de trabajo, pero tiene aún mejor sabor, si cabe. Por supuesto que se puede hacer en horno convencional, de hecho yo la hago muchas veces. A continuación os detallo la lista de los

Ingredientes:

Para la masa

-300 ml. de agua

-480gr. de harina de fuerza

-25gr. de levadura fresca ó un sobre de levadura de panadería deshidratada

-una pizca de sal

-una cucharada de aceite de oliva

Para el relleno

-500gr. de bacalao desalado

-250gr. de uvas pasas

-4 cebollas medianas

-pimientos rojos en conserva (o asados y sin piel ni semillas)

-aceite de oliva virgen extra

-una cucharada de pimentón dulce

-sal 

Preparación:

En primer lugar preparamos el relleno, porque lo ideal es que esté frío cuando formemos la empanada. Para ello cubrimos el fondo de una sartén con aceite de oliva virgen extra, cuando esté caliente añadimos la cebolla, salamos y removemos, y a continuación bajamos el fuego al mínimo, dejando que se vaya pochando muy lentamente, entre 30 y 40 minutos, removiendo de vez en cuando. Cuando esté la cebolla bien pochada, retiramos del fuego, y añadimos el pimentón, removemos bien y con una cuchara retiramos el exceso de aceite a un recipiente (lo necesitaremos después para pintar la empanada al final).

Mientras la cebolla se va pochando aprovechamos para hidratar las uvas pasas, para ello las ponemos en un cuenco, las cubrimos con agua caliente y reservamos.

Por otro lado desmigamos el bacalao con las manos, le retiramos las espinas, y lo escurrimos bien.

Al final cuando la cebolla esté pochada y hayamos apartado el exceso de aceite, le añadimos el bacalao y las uvas pasas bien escurridas, mezclamos bien y reservamos hasta el momento de rellenar la empanada.

Con el relleno ya listo, lo siguiente es hacer la masa, para ello echamos el agua tibia en un bol, añadimos la sal y la cucharada de aceite (sirve el que nos sobró de pochar la cebolla, teniendo cuidado de que nos quede suficiente para pintar la empanada en el paso final), mezclamos y seguidamente vamos añadiendo la harina poco a poco. Después de echar el primer puñado de harina y cuando esté bien integrada, añadimos la levadura desmenuzándola con las manos, removemos bien y seguimos añadiendo harina hasta incorporarla toda. Al principio podemos utilizar un batidor de varillas, y después cuando la masa se empiece a desprender de las paredes amasamos a mano, mínimo diez minutos.

Se puede amasar en la batidora, y también en la panificadora, utilizando el programa de amasado que en la mía dura 20 minutos, o en la thermomix siguiendo los siguientes pasos:

1-Añadir el agua, la sal y el aceite al vaso, y programar, 3 minutos/temperatura 37º/ velocidad cuchara

2-Añadir la harina y por último la levadura desmenuzada, y programar función amasar, 3 minutos/ velocidad espiga.

Una vez hecha la masa, la dejamos reposar en un lugar cálido, dentro de un recipiente tapado con papel film o con un paño de cocina, para evitar las corrientes de aire, hasta que doble el volumen.

Cuando haya doblado el volumen, la amasamos de nuevo un par de minutos sobre la encimera untada con un poco de aceite, y la dividimos en dos mitades, una ligeramente más grande que la otra.

La mitad más grade la estiramos bien con el rodillo y la colocamos en la bandeja del horno sobre papel de hornear, luego en el centro añadimos todo el relleno, y después como la masa tiende a encogerse, con la mano izquierda vamos estirando del centro hacia los bordes, y con la otra mano extendemos el relleno. 


Cuando tengamos todo el relleno extendido de manera uniforme, ponemos por encima unas tiras de pimiento rojo


Cubrimos con la otra mitad de la masa, sellando los bordes con las manos. En el centro hacemos un agujero para que salga el vapor durante la cocción. 


Por último con un pincel pintamos con el aceite que habíamos reservado del relleno.


La metemos en el horno, previamente calentado a 180º, justo en la parte central, 15 minutos con calor abajo, luego otros 15 minutos con calor arriba y abajo, y por último calor solo arriba hasta que coja un bonito color dorado.

En horno de leña ya es más complicado. A mí me dieron un truco, y es que una vez calentado el horno y retirado los rescoldos, esperar hasta que se pueda esparcir una cucharada de harina por la superficie  y no se queme. Después hay que ir vigilando de vez en cuando por la mirilla hasta que veamos que está hecha.


Parece muy complicado pero es más laborioso que difícil, de todos modos el esfuerzo merece la pena, porque está muy rica. Espero que os guste.

4 comentarios:

  1. Mis condolencias por la muerte de tu madre, es una triste noticia, pero haces bien en continuar con el blog, siempre es un desahogo.
    Tu empanada no me puede gustar más, artesanía pura en su elaboración, desde la masa, el relleno y la cocción en ese horno de leña que le da un sabor maravilloso. Me encantaría probarla.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Maca.
    Nunca se olvida, pero ahora la llevas siempre en tu corazón. Y tu mami, quiere verte bien y feliz, a si que estará encantad de verte de nuevo con el blog.
    Me encanta la empanada de bacalao, es mas hace poco que publique una.
    Te ha quedado espectacular y además en el horno de leña es lo mejor del mundo.
    Un besito y feliz semana

    ResponderEliminar
  3. Hola de nuevo Maca.
    No había visto aún esta publicación, como te dije va bien continuar con el blog eso te mantiene distraída, además a tu madre es lo que le gustaría, que sigas haciendo lo que te gusta.
    Ella estará siempre orgullosa de ti.
    Por cierto que buen gusto tenia tu madre porque valla empanada más rica!!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola Maca. Te entiendo muy bien, es una perdida tremenda y efectivamente, la vida no vuelve siempre a ser igual, pero igual que hicieron ellas, nosotros también tenemos que seguir.
    Haces bien retomar las publicaciones en el blog, te hará bien.
    Y que maravilla de empanada, yo como tu madre, también me encanta esta combinación, y me chiflan las empanadas en el horno de leña, el sabor es único.
    Un beso grande guapa ❤

    ResponderEliminar