miércoles, 9 de diciembre de 2020

Casita de galletas de Navidad


Es una tradición hornear galletas por Navidad, y aunque este año no he podido hacerlo, tenía en la carpeta de borradores una casita de galletas que hice el año pasado y aprovecho ahora para compartir con vosotros las fotos, y la receta por supuesto.
No os negaré que es un trabajo un tanto laborioso, pero tuve la ayuda de una amiga que se encargó de hornearme las galletas, yo lo que hice fue elaborar la masa, ensamblar las piezas y decorarla. 
Yo ya tenía en mente hacer una casita de galletas, y esta amiga tenía que hacerle un regalo a un niño y coincidimos en que era una buena idea la casita de galletas, así matábamos dos pájaros de un tiro.
Lleva chuches en su interior, y también en la decoración, demasiadas para mi gusto pues yo hubiera preferido un diseño mas navideño, pero me tuve que adaptar.
Para elaborarla tenéis que disponer de un juego de moldes con todas la piezas que hay a la venta en tiendas de repostería, o bien imprimir algún diseño que encontréis, recortarlo y utilizarlo como plantilla. En este caso opté por esta última opción, no obstante tuvimos un fallo, y es que nos olvidamos de la chimenea, pero como no vamos a hacer fuego en ella, tampoco pasa nada ;)
Os digo ya lo que necesitáis para prepararla

Ingredientes:
-400gr. de harina de repostería
-200gr. de mantequilla a temperatura ambiente
-1 huevo
-1 yema de huevo
-120gr. de azúcar
-unas gotas de esencia concentrada de anís
-una pizca de sal
Para la glasa de unir las piezas
-1 clara de huevo (preferiblemente pasteurizada)
-200gr. de azúcar glass
-5 gotas de vinagre de manzana
Para la decoración
-chuches variados y lacasitos

Preparación:
Tamizamos la harina sobre la encimera. Hacemos un hueco en el centro como si se tratase del cráter de un volcán. En él echamos los restantes ingredientes: la mantequilla cortada en daditos, el huevo, la yema, el azúcar, la esencia de anís y la sal.
Con las manos amasamos el conjunto hasta formar una masa homogénea. No hay que amasar mucho tiempo, solo lo necesario para que se integren bien todos los ingredientes, y luego formamos una bola y la dejamos reposar durante una hora en el frigorífico, cubierta con papel film.
A continuación colocamos una lámina de film transparente sobre la encimera, y ponemos en el centro la masa, por encima ponemos otra lámina de film transparente, y después con un rodillo de cocina aplanamos hasta que la masa quede de un grosor aproximado de unos 3mm. Luego retiramos la lámina de plástico de arriba, y con los moldes cortapastas o colocando encima la plantilla, según lo que usemos, vamos cortando las galletas y las colocamos en la bandeja del horno, sobre papel sulfurizado.
Seguidamente precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo, las horneamos por espacio de 10 minutos aproximadamente, cuidando que no se doren en exceso.
Finalmente las sacamos del horno, y las dejamos enfriar sobre una rejilla antes de decorarlas.
Mientras las galletas enfrían, preparamos la glasa, para ello batimos las claras ligeramente, añadimos las gotas de vinagre, y después vamos añadiendo el azúcar glass poco a poco, sin dejar de remover. Para que os hagáis una idea, os quedará una pasta de una consistencia parecida a la pasta de dientes. 
Con esta glasa, conocida con el nombre de glasa de escritura o glasa de delineado, uniremos las distintas galletas para formar la casita, pero antes de eso utilizaremos esta misma glasa para hacer las tejas, para ello introducimos toda la glasa en una manga pastelera con una boquilla del número 2 ó 3, después empezaremos pegando la boquilla a la galleta, apretamos un poco y levantamos hacia arriba formando un ángulo de unos 45º, presionando siempre de manera suave y constante sobre la manga, avanzamos llevando el cordón de glasa en el aire en todo momento, hasta llegar al final, que de nuevo pegamos la boquilla a la galleta y retiramos. Se trataría de hacer un enrejado de líneas verticales y horizontales que se asemeje a un tejado.
Finalmente con la glasa restante vamos pegando las diferentes piezas de la casita, esperando a que se seque la última que hemos puesto antes de añadir una pieza nueva.
Cuando todas estén ensambladas, y la casa haya tomado forma, la decoramos con chuches y lacasitos al gusto de cada uno, y los que nos sobren los introducimos en el interior por la puerta y las ventanas.
Por último envolvéis vuestra obra en una lámina de polipropileno transparente, la decoráis con una cinta y una etiqueta, y seguro que  al niñ@ que la reciba se le dibuja una preciosa sonrisa en su rostro.
Para finalizar os dejo con otras imágenes de la casita, y por hoy me despido hasta el próximo día.
Que seáis muy felices. Un abrazo y gracias por seguirme.


Vista frontal

Vista lateral

Envuelta para regalar

11 comentarios:

  1. Vaya casita de galletas tan bonita, da pena comérsela y no te preocupes por la chimenea, que no hace falta.
    Seguro que le encanto!!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Menudo trabajazo Maca, aunque en equipo se lleva mejor , claro que sí.
    La chimenea no hace falta, con tanta gominola ni se da uno cuenta.
    Qué arte tienes mi niña.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hay que quitarse el sombrero...yo haré un intento pero no te voy a llegar a la suela del zapato, para una niña de siete años....
    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  4. Madre mía que trabajo.......pero te ha quedado de cuentos de hadas la casita,vamos que si la ve Hansel y Gretel se quedan a vivir allí
    Preciosaaaa¡¡¡¡¡
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  5. Que bonita , o lo intente una vez y por la mañana se habia caido toda besitos

    ResponderEliminar
  6. Estas hecha una artista, da pena comérsela, un beset Maca

    ResponderEliminar
  7. Es una casita preciosa, el niño afortunado tuvo que dar saltos de alegría, más aún con sorpresa de chuches. Un bonito trabajo, se nota el esmero con el que está elaborado.
    Bss

    ResponderEliminar
  8. Maca a pesar de todos los peros que le pones a la casita ha quedado súper cuqui y seguro que le encantó al pequeño que la recibió.

    Si no dices lo de la chimenea ni me doy cuenta, y en cuanto a la decoración yo la veo mona, será que como tengo niñas tengo el modo recargado ON ja ja ja

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  9. Una casita preciosa y muy bien decorada ,seguro que al peque le encanto ,yo tengo las galletas preparadas para montar una y no se si me dará tiempo ,y ahora que he leído que no tienes chimenea me he dado cuenta de que yo tampoco la he hecho, jeje papa noel tendrá que entrar por la puerta
    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Te ha quedado muy bonita. Da pena comérsela.
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Hola Maca, vengo del blog de Raquel, en él habla de ti y he venido rápido a visitarte.
    Por experiencia sé lo mal que lo tienes que estar pasando y aquí me tienes por si puedo serte de alguna ayuda.
    Va a hacer 14 años que he pasado por lo mismo y el tiempo es nuestro mejor aliado.
    Mi consejo es que no te quedes sentada en un sillón, sal a pasear, cocina y publica, lee, habla y comparte tu tristeza, eso hará que, poco a poco, afrontes esta realidad que duele y atormenta por momentos.
    Yo he encontrado el consuelo necesario escribiendo, créeme, ha sido mi mejor terapia, abrí el blog para ella, es más, durante más de 10 años, en cada publicación que subo, la encabezo con la misma frase: Querida madre.
    En la larga sucesión de epístolas que vengo escribiéndole, le cuento retazos de mi día a día y de esta forma mantengo vivo su recuerdo.
    Tú también encontrarás esa paz de alguna manera.
    Y con mis mejores deseos de que así sea, te dejo un fuerte abrazo con mis cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar