martes, 3 de enero de 2017

Almejas a la marinera

Antes de nada desearos a todos un Feliz 2017, y después pediros disculpas por esta breve ausencia sin previo aviso, no es que me haya pasado nada especialmente grave, han sido las infecciones respiratorias las causantes de ello… Yo quería pasar unas fiestas tranquilas, y vaya si lo fueron, el día de Nochebuena me fui para cama a las 9, sin cena ni nada… En fin, lo importante es que ahora las cosas van mejor, y espero que sigan así. Además aun queda fiesta por delante, pues aun nos queda la visita de los Magos de Oriente, y para ese día os propongo un plato muy rico y muy popular aquí en Galicia, que son ni más ni menos que las almejas a la marinera. Eso sí, compradlas frescas, nada de congeladas, la diferencia es abismal. Os dejo ya la receta veréis qué fácil es.
Ingredientes (para 4 personas)
-1,5 kg de almejas
-1 cebolla dulce
-2 dientes de ajo
-1 hoja de laurel seco
-2 cucharadas de salsa de tomate casero
-1 cucharadita de pimentón dulce
-1 vaso de vino blanco (el albariño es ideal)
-1vaso de agua
- 2 cucharadas soperas de harina de trigo bien colmadas
-aceite de oliva virgen extra
-perejil picado
-sal
Preparación:
Es fundamental utilizar unas almejas frescas, tan frescas que deben estar vivas (es cruel pero debe ser así..., procuro no pensar en eso cuando las echo a la olla...), y lo primero que debemos hacer es eliminar la arena que tienen dentro, para ello las echamos en un recipiente grande con agua a la que añadimos un buen puñado de sal gruesa y las dejamos ahí por espacio de dos o tres horas. Transcurrido ese tiempo las retiramos, las lavamos bajo el chorro del agua fría, las pasamos a un escurridor, y reservamos.
Aparte en una olla aplanada o en una sartén honda, cubrimos el fondo con aceite de oliva virgen extra de la mejor calidad, añadimos la cebolla picada muy finamente y la hoja de laurel entera, cuando la cebolla esté transparente añadimos el ajo y el perejil bien picados, rehogamos unos minutos más y añadimos la dos cucharadas de salsa de tomate, seguimos rehogando un par de minutos, y luego apartamos del fuego y añadimos el pimentón, removemos bien y agregamos la harina y llevamos de nuevo la olla al fuego, rehogamos la harina otro par de minutos, y luego añadimos el vaso de vino blanco y el vaso de agua, dejamos que se evapore el alcohol y que la salsa se vaya reduciendo hasta que alcance una consistencia de crema ligera, en ese momento salamos al gusto, retiramos la hoja de laurel y añadimos las almejas que teníamos reservadas para abrirlas. Removemos bien para que las almejas se mezclen con la salsa, tapamos la olla y dejamos unos ocho o diez minutos a fuego medio, moviendo la cazuela de vez en cuando para que se integren bien todos los sabores.
En fin, ya veis que no tienen ningún misterio, es una receta muy fácil de elaborar, el único secreto está en utilizar ingredientes de la mejor calidad. Es un plato para un día de fiesta, así que no escatiméis en gastos y procurad que todos los ingredientes , no solo las almejas, estén a la altura de lo que este plato festivo se merece… Quiero decir, que no utilicéis un vino de tetra brick o un aceite de mala calidad, por poner un ejemplo.
Bueno, pues espero que os haya gustado la receta, y si aun no tenéis previsto nada para la comida del día de Reyes, ésta es una opción fantástica. Si probáis ya me diréis.
Nos vemos dentro de unos días con una nueva receta, mientras sed felices y que lo Reyes os traigan muchas cosas buenas ;)

6 comentarios:

  1. Maca una delicia de receta, ahora con un buen vino blanco, a tocar el cielo, un beset guapa

    ResponderEliminar
  2. Maca ya se te echaba de menos, pero yo pensaba que estabas disfrutando de ese viaje del que nos hablaste en una entrada anterior.

    Feliz 2017 a ti también y mis mejores deseos para este año. Yo también lo he estrenado con un resfriado interesante, pero bueno, es lo que toca ahora que hace tanto frío.

    Las almejas te han quedado con muy buena pinta

    ¡Besos mil y felices Reyes!

    ResponderEliminar
  3. Espero que ya estés bien de tus dolencias, aunque a juzgar por esas almejas cargadas de sabor debe ser que si. No hay mejor forma de comenzar año, unas almejas buenísimas.
    Te deseo lo mejor para 2017.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Las almejas marinera son pura adicción.
    Feliz año Maca, que este año venga cargado de salud y muchas alegrías!

    ResponderEliminar
  5. Hola Maca, ya estoy por aquí, feliz año, veo que has pasado unos días delicados espero que ya estés totalmente recuperada y tengas un buen año.
    Que ricas estas almejas, me encantan y como bien dices echo con almejas frescas, no me las puedo imaginar con almejas congeladas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Hola guapísima !!!
    Espero que empezases el año mejor que la entrada de las fiestas, porque vaya tela con la gripe y los resfriados este año por tu tierra, y eso que el frío se hizo esperar.
    Cada vez que vengo a tu cocina, me traes una receta mejor que la anterior, es como un escaparate donde todo te gusta y es difícil elegir. Todavía estoy viendo el cordero y ahora estas ricas almejas, si te las ve mi hija me manda mañana a comprarlas jaja, desde bien pequeña las dejaba bien limpias y rebañaba el plato que no te imaginas, sigue igual en eso . . . ha salido a su madre.
    Uno de mis platos preferidos mi querida Maca, no lo tengo en el blog porque no me da tiempo a hacer las fotos, esto se come caliente o no es lo mismo. Y tienes toda la razón, frescas son una delicia para todos los sentidos.
    Besotes gordos mi niña.

    ResponderEliminar