domingo, 5 de junio de 2016

Macedonia de frutas

Después de unos días ausente en los que acompañé a mi madre en el hospital, de nuevo vuelvo a la rutina y a mi actividad en el blog..., y con más ilusión si cabe, porque el problema de hiperglucemia de mi madre se solucionó,  ya está mejor y vuelve a ser la de siempre...
La receta que hoy os traigo se la dedico a ella. Es un postre que todos conocéis, la macedonia de frutas, que ahora con la llegada del calor es una opción muy apetecible para la sobremesa.
La macedonia la podéis hacer con casi cualquier fruta, yo la vario según la temporada o lo que tenga por casa, intentando también que haya una variedad cromática, porque ya sabéis el dicho de que por la vista también se come :-)
En esta ocasión he utilizado las siguientes frutas
Ingredientes (para 4 personas):
-2 plátanos
-300gr. de fresas
-1 manzana
-2 kivwis
-1 naranja
-azúcar (al gusto)
Preparación:
Para preparar la macedonia lo primero es lavar muy bien la fruta, luego pelamos los kiwis y los cortamos en rodajas y cada rodaja a su vez la cortamos en cuatro trozos y los echamos en un bol. A los plátanos les retiramos la piel, los cortamos en rodajas y los añadimos al bol. La manzana podemos utilizarla con la piel o sin ella, le sacamos el corazón, la cortamos en cubitos y añadimos también al bol.  Mondamos la naranja, la deshacemos en gajos,  los cortamos por la mitad y los echamos en el bol. Por último retiramos el rabito de las fresas, las cortamos en trozos pequeños y las incorporamos al bol con el resto de las frutas. Después mezclamos bien toda la fruta y esparcimos el azúcar sobre ella, volvemos a mezclar y tapamos el bol con papel film y lo llevamos al frigorífico hasta la hora de servir. En ese momento repartimos la macedonia en copas de postre y regamos por encima con el líquido de maceración que hayan soltado.  Finalmente la podéis decorar con una hoja de menta, o con un rosetón de nata por ejemplo.
Hay quien utiliza algún licor para la maceración  de la fruta como por ejemplo el kirsch, otra opción es utilizar  el zumo exprimido de una naranja que sirve además para evitar que la fruta se oxide, sin embargo yo prefiero emplear solo azúcar, pero eso va según gustos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario