sábado, 23 de abril de 2016

Sopa de ave con fideos y verduras

Estos días de atrás en los que he estado con bronquitis he tomado muchas sopas y purés por prescripción médica. En uno de esos días hice una sopa de ave con verduras y fideos que os presento a continuación.
Ingredientes:
-6 litros de agua
-2 carcasas de ave (mejor gallina, sino pollo)
-6 puerros
-1 calabacín grande
-1 cebolla
-2 tomates medianos
-3 zanahorias medianas
-1 taza de guisantes finos
-1 manojo pequeño de judías verdes frescas
-6 huevos duros
-apio
-250gr. de fideos finos
-sal
-aceite de oliva virgen extra
-azafrán
Preparación:
Primeramente ponemos una olla con los seis litros de agua al fuego y añadimos el apio y las dos carcasas de ave limpias de restos de pieles y de grasa, y con ello preparamos un caldo, dejando cocer a fuego bajo durante una hora aproximadamente. Después retiramos el apio, y las carcasas de ave las llevamos a una fuente, las dejamos enfriar y luego le sacamos toda la carne que tengan y reservamos, el caldo por un lado y la carne picada por otro.
En otra olla o cazo ponemos agua fría al fuego, cuando empiece a hervir añadimos los huevos con cuidado de que no se rompan, y cuando levanten de nuevo el hervor, mantenemos en el fuego durante diez minutos, luego retiramos, escurrimos el agua caliente, los cubrimos de agua fría, y cuando estén fríos retiramos la cáscara y reservamos.
Aparte, mientras se va haciendo el caldo de ave, y se van cociendo los huevos, ponemos una olla o una sartén antiadherente al fuego, cubrimos la base con aceite de oliva virgen extra, y echamos la zanahoria previamente pelada y limpia, cortada en trocitos pequeños, y las judías, las cuales habremos lavado bien bajo el grifo y luego cortado el rabito y la punta, y después las picamos también en trozos pequeños para lo cual las cortamos en dos mitades longitudinalmente y luego transversalmente en trozos los más finos posible. Removemos de vez en cuando, y transcurridos cinco minutos añadimos los puerros y la cebolla cortados también muy finos, rehogamos todo junto unos minutos más, y en una tercera tanda echanos el calabacín (con la piel) cortado en cubitos pequeños y los tomates rallados, y lo rehogamos todo junto (zanahorias, judías, puerros, cebolla, calabacín y tomates) durante unos veinte minutos aproximadamente, a fuego bajo y removiendo de vez en cuando.
Por último añadimos los guisantes al caldo de ave que teníamos reservado, los dejamos cocer unos diez minutos, a continuación echamos el sofrito de verduras, los huevos duros picados, los fideos, el azafrán, y la sal, y dejamos cocer la pasta el tiempo que nos indique el fabricante en el envase. Transcurrido ese tiempo, apagamos el fuego, y dejamos reposar unos minutos antes de servir.
Bien calentita, en un día invierno que haga frío, sienta muy bien al cuerpo. Y cuando uno está constipado ya no digamos. Es cierto que da un poco de trabajo si no tenemos un procesador de alimentos que nos ayude a picar la verdura, pero podemos hacer gran cantidad como hice yo en esta ocasión y guardarla en el frigorífico durante días, y así al llegar a casa solo tenemos que calentar la sopa y listo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario