viernes, 3 de marzo de 2017

Arroz con leche

Los que me conocéis ya sabéis que me gusta mucho la cocina tradicional, así que la receta de hoy no hace falta que os diga que es de mis favoritas.
Cuando como fuera de casa y llega la hora de los postres, si hay arroz con leche es raro que no lo elija, porque sé que a mal que esté siempre me va a gustar...,bueno para ser exactos casi siempre, porque en una ocasión me lo sirvieron caliente, y así como que no, jeje… Esto me ocurrió el año pasado en Asturias, pero afortunadamente no todo ha sido negativo en este aspecto, porque en este mismo viaje por tierras asturianas he tomado el mejor arroz con leche que había probado nunca hasta entonces. La gran diferencia respecto al que yo conocía, es que llevaba azúcar caramelizado por encima como si se tratase de una crema catalana, y sinceramente le sienta de maravilla. Bien fresquito, y con esa capa de caramelo crujiente en la superficie es una pura delicia.
De vuelta a casa tras ese viaje, investigué un poco por internet, y me he enterado que en Asturias es típico que lo sirvan así. Además le añaden algo de mantequilla y en algunos casos un poco de anís. Yo lo hice así la primera vez y aunque me gustó el resultado, prefiero el arroz con leche que conocía de siempre, con la salvedad de que ahora a algunos cuencos le caramelizo la superficie, y a otros les espolvoreo canela molida por encima como hacía antes, así probamos las dos versiones.
Si os animáis a prepararlo en casa necesitáis los siguientes
Ingredientes:
-1 litro de leche entera
-110gr de arroz (mejor arroz bomba)
-cáscara de un limón
-1 rama de canela
-3 cucharadas de azúcar blanco
Para decorar
-canela molida
-azúcar moreno
Preparación:
Lo primero es lavar concienzudamente el limón bajo el grifo del agua fría, para eliminar cualquier posible resto de pesticida. Luego en un cazo vertemos un litro de leche, añadimos la rama de canela y la cáscara de limón, procurando que no lleve nada de la parte blanca, porque le daría un gusto amargo.
Cuando levante el hervor lo apartamos del fuego y dejamos en infusión durante unos 15 minutos.
Seguidamente colamos la leche para otro recipiente para retirar la corteza de limón y la canela en rama, y lo ponemos de nuevo al fuego (si vais a utilizar el mismo cazo con el que se hirvió la leche anteriormente, que no se os olvide lavarlo primero, sino la leche se pegará a las paredes y la base del recipiente, llegando incluso a quemarse, con el riesgo que eso supone, pues echaría todo a perder).
Cuando comience nuevamente a hervir, echamos el arroz, removemos bien y bajamos el fuego al mínimo, y dejamos cocer por espacio de una hora, removiendo a cada rato. Cuando haya pasado la hora de cocción, el arroz ya tendrá un aspecto cremoso, es el momento de añadirle las 3 cucharadas de azúcar blanco (es una cantidad aproximada, podéis añadirle más o menos, según gustos), removéis bien, y retiráis del fuego.
Una vez que esté frío se vierte en cuencos individuales y los guardamos en el frigorífico hasta el momento de servir. (Os recomiendo que selléis los cuencos con papel film, para evitar que cojan olores de otros alimentos que haya en la nevera, y podáis luego disfrutar de un bocado sublime)
Cuando sea el momento de servir a la mesa, tenéis dos posibilidades: o bien le espolvoreáis canela molida por encima (versión tradicional), o bien esparcimos azúcar moreno sobre la superficie y lo quemamos con un soplete de cocina (versión asturiana)
De cualquiera de las formas está rico, pero si nunca habéis probado a caramelizar la superficie os recomiendo absolutamente que lo hagáis, os va a encantar seguro.
Nada más por hoy, nos vemos en unos días con nueva receta y nuevas anécdotas. Os espero!!!


8 comentarios:

  1. A mi tambien me gusta el arroz con leche y a los míos les vuelve locos.
    Pero nunca lo he comido así con azúcar qemada así que el próximo día que lo haga lo probaré, tiene que estar riquisimo al igual que lo está en la crema catalana con esa capota de azúcar crujiente.
    Un besazo y por cierto me alegro que tu madre siga estable eso es buena señal, ánimo !!

    ResponderEliminar
  2. Seguiré tus consejos de elaboración cuando lo haga, ya que no soy capaz de conseguir el punto cremoso que me gusta del arroz con leche, o se me queda muy líquido, o se me queda espeso. Seguro que el tuyo está buenísimo.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Uff!! me trae recuerdos de mi niñez,mi madre cuando lo preparaba ,el olor a canela y limon.
    Ella le exaba leche condesada y leche,estaba y esta buenisimo,porke sigue haciendolo!!
    Bicos!!!

    ResponderEliminar
  4. Naci y vivi en Asturias hasta los 15 años asi que no hace falta que te diga la de veces que me comi arroz con leche Asturiano en casa de mi tia era uno de los postres que mas hacia ella no le pone anis pero si una buena capa de azucar que luego quemaba ains que rico esta madre por mas que lo he intentado con su receta a mi no me queda igual en parte creo que es por la leche que ella usa la de sus vacas y por que lo hace en la cocina de carbon ,sea como sea el caso es que como el suyo ninguno ahora ya me has puesto los dientes largos y eso que lo hice para el postre del domingo jis jis.
    Te ha quedado de relujo y seguro estaba de rexupete.
    Bicos mil y feliz semana wapa.

    ResponderEliminar
  5. Hola Maca. La versión con azúcar quemado no la he probado nunca pero sólo de pensarlo se me hace la boca agua. Hummmm Besicos amiga

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Maca! Verás, hasta hace unos años a mí el arroz con leche no me gustaba. En casa nunca lo probé (y mira que a mi madre le sale bueno) y alguna vez lo comí fuera (por compromiso más que nada) y la experiencia no fue demasiado buena (unos muy secos, otros muy caldosos...)

    El día que me dio por probar el de mi madre ¡cambié totalmente de opinión! Ahora lo intento hacer a menudo y más aún intento que me lo haga a menudo porque le sale de lujo ja ja ja ¡no hay nada como los postres de las mamás ¿verdad?!

    Lo del azúcar caramelizado no lo sabía y se me ha hecho la boca agua ¡tengo que probarlo! Además en mi casa siempre se ha hecho como postre para el viernes santo ¡tengo la excusa perfecta!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  7. Hola guapísima !!!
    Vengo a verte y saldré de aquí con los dientes largos, porque es de mis postres preferidos con muchísima diferencia. Mi hija lleva detrás de mí unos días para que también lo prepare porque le encanta.
    Y si te digo la verdad, cuando lo tomo fuera de casa no he tenido la suerte de haberlos comido muy buenos, por eso me gusta hacerlo yo.
    Tengo que poner esa capita crujiente que nos cuentas, al final siempre se me olvida porque también lo he visto en los blogs, pero termino siempre con la canela, que me encanta el sabor que le da.
    En fin, después de leer tu receta, solamente puedo decirte que la veo perfecta, y no dudo que de los dos tazones, me comería uno y rebañaba con gusto.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  8. Hola Maca te diré que mi postre preferido y con mucha canela 😊. El Asturiano está muy rico jeje. Te ha,quedado muy cremoso. Yo lo hago en olla rápida y en 5' lo tienes. Si tienes,este tipo de olla te lo recomiendo. Un besito guapa😘

    ResponderEliminar