lunes, 30 de noviembre de 2015

Paella mixta


Para despedir noviembre, y antes de empezar con las recetas típicas de las fechas navideñas que ya están ahí  a la vuelta de la esquina, hoy os traigo una receta tradicional donde las haya: la paella.
Mucho se ha escrito sobre la paella, aunque como suele decirse, para gustos no hay nada escrito, así que yo simplemente os explico cómo la preparo yo. Digamos que he adaptado la receta original a mis gustos particulares, añadiendo algunos ingredientes y suprimiendo otros, por eso en el título de la entrada pongo “paella mixta”, no la denomino “paella valenciana” porque esa lleva algunos ingredientes que ésta no lleva como el conejo por ejemplo. Tampoco es propiamente una “paella marinera” porque esa no incluye pollo ni otros tipos de carne. La paella mixta en cambio, es la que lleva carnes y productos del mar: marisco y algo de pescado. 
En fin, un plato  muy agradecido, que está riquísimo, y que por otra parte si seguís las indicaciones que os dejo, es una receta que no falla nunca. 
Ingredientes (para 4 personas):
-4 tazas de arroz
-750gr. de pollo cortado en trozos
-250gr. de calamares cortados en trozos
-8 mejillones
-8 langostinos
-8 almejas
-250gr. de berberechos                            
-1 cebolla
-1 pimiento morrón                                                
-3 dientes de ajo                              
-2 zanahorias                                                                                       
-1 tomate
-250gr. de guisantes
-aceite de oliva
-azafrán molido
-especias para paella
-perejil picado
Para el caldo:
-1 carcasa de pollo
-1 zanahoria
-1 puerro
-sal
Preparación:
En primer lugar preparamos el caldo de pollo, para ello ponemos una olla al fuego con agua y añadimos la carcasa de pollo, el puerro y la zanahoria, salamos y dejamos que se cueza por espacio de 45 minutos aproximadamente.
Aparte colocamos la paella al fuego, cubrimos la superficie de aceite de oliva y freímos en él los trozos de pollo previamente salpimentados. Cuando estén cocidos los retiramos a una fuente y reservamos. A continuación añadimos los calamares cortados en trozos, y cuando estén hechos pasamos a  elaborar el sofrito, para ello lavamos bien las verduras (pimiento morrón, zanahorias, cebolla, ajos y tomate),  las picamos finamente, y añadimos a la paella en la que hemos freído el pollo y los calamares. En primer lugar echaremos las zanahorias y el pimiento morrón, removemos de vez en cuando y al cabo de unos minutos añadimos la cebolla y los ajos, rehogamos unos minutos y  añadimos el tomate y el perejil picado, y después de un par de minutos más añadimos el arroz y lo rehogamos bien, luego echamos ocho tazas del caldo de pollo que teníamos reservado (la misma taza que usamos para medir el arroz, porque necesitamos el doble de líquido que de arroz) y a continuación añadimos los trozos de pollo,  los guisantes (previamente cocidos),  los mejillones, los langostinos,las almejas, los berberechos, el azafrán y las especias. Dejamos cocer todo junto a fuego alto durante 5 minutos removiendo de vez en cuando, y luego bajamos el fuego y lo dejamos cocer otros 15 minutos más (pero esta vez sin remover nada porque sino el arroz para que luego quede el grano suelto) Transcurrido el tiempo de cocción, apagamos el fuego, y dejamos reposar unos minutos antes de servir.



lunes, 23 de noviembre de 2015

Boquerones fritos


Hace unos días estaba en dudas sobre qué preparar para la comida del mediodía, y justo en ese momento vino el pescadero y fui a ver qué tenía (digo que vino el pescadero, porque vivo en el rural y tanto el pescadero como el panadero o el frutero tienen reparto a domicilio por esta zona) Al final me decanté por unos boquerones por varias razones: son fáciles de limpiar, rápidos de preparar, no dan problemas con las espinas,  y están exquisitos.
En esta ocasión los acompañé de cachelos (en Galicia, al menos en mi zona, le llamamos cachelos a las patatas cocidas con la piel) y de tomates plancheados.
Os dejo la receta, que si bien no tiene ninguna dificultad y  seguro que ya conocéis, a mí me apetece tenerla en el blog porque quiero que éste sea ante todo un archivo en el que guardar todas mis recetas.
Ingredientes (para 4 personas):
-1kg. de boquerones
-4 patatas
-2 tomates
-1 cebolla
-harina especial para frituras
-aceite de oliva
-sal
Preparación:
Primero lavamos bien las patatas bajo el grifo porque las vamos a cocer sin retirarles la piel. Después las cortamos en rodajas gruesas, las echamos en una olla, añadimos una cebolla cortada por la mitad, salamos, cubrimos de agua y ponemos al fuego.
Aparte limpiamos bien el pescado retirándole las vísceras, luego lo lavamos en agua fría, lo escurrimos bien, lo salamos y reservamos. Luego ponemos al fuego dos sartenes y en una cubrimos el fondo con aceite de oliva, cuando esté caliente vamos rebozando el pescado en harina y echándolo en la sartén dándole la vuelta para que se fría por los dos lados, y luego lo pasamos a una fuente sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite. En la otra sartén ponemos solo unas gotas de aceite de oliva y echamos los tomates cortados en rodajas gruesas. Pasados unos minutos les damos la vuelta para que se hagan por ambos lados, y los pasamos a una fuente de servir y salamos en el último momento..
Luego cuando las patatas estén cocidas, las escurrimos, y en caliente rociamos con un buen aceite de oliva. Por último solo nos queda emplatar, colocando por un lado los boquerones con los cachelos, y los tomates los presentamos en una fuente aparte para que quien quiera se sirva.

martes, 17 de noviembre de 2015

Sopa Castellana



La sopa castellana es una variante de la sopa de ajo.  Se trata de uno de esos platos tradicionales que se van transmitiendo de generación en generación. Es sencillísima de preparar y sienta muy bien al cuerpo en un frío día de invierno, o después de un día de excesos gastronómicos. Por otra parte utiliza ingredientes muy sencillos que siempre tenemos por casa, y otra ventaja es que nos sirve para aprovechar los restos de pan del día anterior.
Vamos ya  con la receta..
Ingredientes (para 4 personas):
-180gr. de pan de candeal preferiblemente
-100gr. de jamón curado en taquitos
-1 chorizo en taquitos
-4 huevos de gallina
-4 dientes de ajo
-1 cucharadita de pimentón dulce
-2 litros de caldo de ave o de jamón
-aceite de oliva virgen extra
para el caldo:
-2 carcasas de pollo si es un caldo de ave
o 1 codillo de jamón curado si es caldo de jamón
-2 puerros
-2 zanahorias
-sal
Preparación:
Primero tenemos que hacer el caldo, para ello cocemos las carcasas de  pollo o el codillo de jamón, los puerros y las zanahorias en abundante agua,  luego con una cuchara sacamos la grasa que tenga en la superficie, lo pasamos por un colador y reservamos.
A parte, cubrimos el fondo de una olla con aceite de oliva y echamos los dientes de ajo laminados, pasados un par de minutos añadimos el jamón y el chorizo cortado en daditos y rehogamos todo junto, luego apartamos del fuego para que baje un poco la temperatura del aceite para añadir  el pimentón y que éste no se queme. Cuando se haya disuelto el pimentón en el aceite, llevamos de nuevo al fuego, añadimos el pan cortado en trozos, rehogamos un poco el pan en el aceite, y acto seguido añadimos el caldo que teníamos reservado. Cuando empiece a hervir, salamos al gusto y luego escalfamos en la sopa 4 huevos (1 por persona), tapamos y pasados unos minutos, cuando el huevo esté cuajado, servimos bien caliente.
Observaciones:
Se puede utilizar agua en vez de caldo, es más rápido, pero yo os recomiendo el caldo, porque le da más sustancia al plato, y bien desgrasado no tiene por qué añadir calorías.  Si no disponemos de tiempo para hacer el caldo, podemos hacerlo el día anterior, y sino también existe la posibilidad de utilizar pastillas de concentrado de caldo, aunque no os recomiendo esta opción, en ese caso es preferible que optéis por un buen caldo de ave de los que venden en brik, o bien como os dije, que utilicéis agua sin más, porque es más sano y saludable.
El pan, conviene que sea pan de candeal pero si tenéis dificultad para adquirirlo,  serviría también una baguette. En cuanto a la cantidad que se utiliza, yo he usado aproximadamente 180gr. pero aquí va un poco por gustos, hay a quien le gusta la sopa más suelta, y a quien le gusta más espesita, por lo tanto la cantidad de pan que os indico es orientativa
Y nada más por hoy, espero que os haya gustado la receta, y si es así, os animo a ponerla en práctica, porque es facilita, está rica y encima es muy sana :-)